Colaboraciones

Sección coordinada por Florencia Fracas
La palabra y el cambio psíquico
por Jorge M. Helman

El lenguaje y la palabra, como instrumentos simbólicos, son cruciales en el acto analítico, que definimos como la puesta en escena de un conglomerado de representaciones que han sido torcidas o desviadas de sus cursos esperables. La represión, a la cual Freud gustaba llamar piedra angular del edificio psicoanalítico, es justamente la exclusión de un representante psíquico que, dicho ligeramente, se ha extraviado. Reiteramos, las posibilidades de cura se centran en la esperanza de sustituir un síntoma por una representación gramatical.

Avatares de la dirección de la cura en la clínica con niños
por Cristina María Calcagnini

Cuando nos encontramos con un niño aquejado por la angustia, la inhibición o el síntoma, escuchamos en el sufrimiento y el malestar, el enigma de una verdad que lo atraviesa.
El discurso infantil se ofrece a la lectura del analista, en los dibujos, los relatos míticos que el niño crea y en los juegos que despliega. Discurso del sujeto que da cuenta del anudamiento de la estructura entre los hilos de un cuerpo que crece día a día, un pensamiento que se complejiza y un goce pulsional que se va encauzando, que se va tramitando lúdicamente.

El cuerpo en el psicoanálisis
por Alberto Sladogna

En cierta medida, una cura analítica se despliega en el terreno de la palabra y el lenguaje. El analizante puede expresarse por medio del oído, y así llegará a describir la imagen del oído. En el caso citado, lo que le dolía al analizante era el oído, y no la imagen o las palabras desatadas por el dolor. Su oído latía o no ante los sonidos o quedaba herido al vibrarle el tímpano. Puede decirse que vivía la pregunta y la respuesta con el cuerpo.

Un momento constitutivo (Psicosis en niños)
por Cecilia E. Collazo

El trabajo con niños a diferencia del que se lleva a cabo con adultos, da la posibilidad de ser testigo de la estructura que está siendo constituida, dado que está en curso y no cerrada. Esto habla de la no cronicidad de psicosis en niños, tal como puede estar planteada en determinados adultos psicóticos. Y de qué los tiempos constitutivos particulares de cada quién determinan las circunstancias de la psicosis en juego.

Drogadicción y psicoanálisis
por Daniel Sillitti

El psicoanálisis en cierto sentido (...) es un tratamiento que apunta a una sustitución. La sustitución del goce de la sustancia en el cuerpo, por el de la palabra. En cierto aspecto se trata de que el sujeto acepte el goce del sentido que se pone en juego en el análisis. Para ello es necesario que el goce autoerótico puesto en juego en la toxicomanía sea cedido.
Aquí se trata de un tratamiento de lo real por lo simbólico.

Ezequiel y el Otro.
por María Cecilia Della Flora

Demandó cierto transcurrir de tiempo, permaneciendo en una actitud pasiva, sin comandar iniciativas hacia él, para que pudiera por sí mismo producir cierto acercamiento. El encuentro que no se asemejara al de alguien gigantesco y omnipotente con un niñito desolado, sino el de dos debilidades que se cruzarían por alguna ruta de la vida. No habría que intentar conducirlo, sino dejarse conducir por él, no buscar que entrara en la lógica propia sino tener en cuenta que allí seguramente se jugaría otra lógica que lo haría conducirse de esa forma.

La crisis Argentina - Nota a los Italianos
por Mario Pujó

El psicoanálisis no requiere de la democracia para existir, no representa forzosamente su efecto, ni, necesariamente, realimenta su funcionamiento. Su emergencia debe ser pensada en estrecha relación al surgimiento de la ciencia moderna, como un efecto de su instauración, una consecuencia de su aspiración totalizante, al ocuparse nuestra clínica de aquello que la ciencia desecha en su operatoria, y en psicoanálisis nombramos sujeto.

Experiencia mística y experiencia psicoanalítica
por Mauricio Szuster

Mística y psicoanálisis, en tanto experiencia, se confrontan con la dificultad de hacer discurso de la compacidad de una falla. Parecería necesario convocar a un tercer místico, Ludwig Wittgenstein, para poder así articular el valor proposicional de la verdad, lo indecible y lo mostrable que convergen en una ética del silencio

Una serie de preguntas y la vacancia por respuesta
por Patricia Cordella

: El siguiente trabajo, nos muestra desde una versión netamente derrideana una lectura deconstructivista de la realidad. Compara los postulados de la modernidad y la propuesta de la posmodernidad, como un volver desde otro lugar a la primera, deconstruyendo. Intenta acercarnos la particularidad de la ciencia como parámetro de la modernidad y critica al psicoanálisis, rescatando ese simple y puro agujero, del que nos habla Lacan, (el objeto a). De allí el título de este trabajo.

Re-Encarnación
por Natalia Zito

'Cuando ninguna identificación es posible, es preciso contar con algo que sostenga un ser' Encarnación, es una paciente que he tenido la oportunidad de entrevistar en más de una ocasión, en el ámbito de su primer internación psiquiátrica...
La revelación del Santo Cristo marcaría el florecimiento de un desencadenamiento que tiene sus antecedentes muchos años antes. La absoluta significación que cobró el Cristo, la sumergió en la perplejidad, donde la libido fue retirada del mundo exterior para ser puesta al servicio de la creación de un nuevo orden, en este caso el orden de la reencarnación



Recibí los newsletters de elSigma






Actividades Destacadas

Escuela de Psicoanálisis del Borda

ACTIVIDADES 2017
Leer más
Realizar consulta