Colaboraciones

Sección coordinada por Florencia Fracas
En busca de un lugar
por Cecilia E. Collazo

En el trabajo hospitalario o en Centros de Salud Mental -públicos o privados- el alta en la institución es todo un tema. Durante el contacto con un paciente -donde el dispositivo analítico está enmarcado para propiciar las entrevistas preliminares y el surgimiento de una entrada en análisis- el analista deberá maniobrar con la variable "alta institucional", en el caso por caso viendo posibilidades de la aparición de determinada implicación, rectificación del sujeto, o corrida de su posición subjetiva primera. Cuestión que, dará cuenta de cierto movimiento elemental, para el inicio de un tratamiento analítico

Del sentido de la supervisión a la supervisión del sentido
por Jorge M. Helman

De la conjunción de signos brota el sentido. Por ello, concebir la supervisión como el análisis del sentido, transforma el clásico control en un espacio probable de (re)creación de la clínica. La intención, por lo tanto, es formativa. Potencia, así, la posibilidad de ampliar la escucha acerca del paciente siguiendo, como cauce, la praxis freudiana en torno a la clínica y a la psico(pato)logía. Esto define, más que un escuchar aprendiendo, un aprender acerca de la escucha. Queda claro que, desde aquí, el trabajo central no es con el paciente, sino con la escucha del terapeuta .

El montaje de la pulsión y su clínica
por Susana Gass

"...Se trataría entonces con esta ética del bien-decir no en comprender, sino en “rasurar” el sentido tanto como se puede. Es el bien-decir del sujeto, pero en función de que haya habido también esta clínica de la pulsión, este entrometerse en la articulación significante. Saber del sin-sentido, confrontarse con el sin sentido que nos funda... Es indispensable pues, tomar en cuenta la capacidad del montaje/desmontaje para producir efectos de sentidos nuevos, heterogeneizar la realidad reproducida, así como la intervención del analista, perforadora de las categorías espacio-temporales, y lo que considero fundamental, combinar múltiples encuadres, constituyen los puntos de sorpresa sobre los que operará entonces el montaje..."

Secuestros express, un fenómeno extremo
por Juan Pablo Mollo

"...Para Baudrillard no son irracionales problemas de la humanidad sin solución, sino la lógica de nuestro sistema del que no son más que un acontecimiento espectacular; afines y coherentes entre sí. No se ven, no se los puede detectar y pueden aparecer en cualquier momento y lugar. La enfermedad del Sida la puede tener cualquiera, cualquiera puede ser terrorista o portador, cualquier Email puede tener un virus electrónico nuevo. Los fenómenos extremos que triunfan en el mundo, están en todos lados y tienen la propiedad de mutar..."

Los huevos de la serpiente
por César Hazaki

"...estos jóvenes que no pueden constituir una figura paterna que los ordene y organice se vuelcan hacia el modelo del padre de la horda, al siniestro protopadre que pide el cuerpo y alma de cada uno para su propio beneficio... La generación de este siniestro padre, esta búsqueda totalizante y totalizadora, es la demostración sin atenuantes del fracaso de los vínculos indiferentes que la cultura hegemónica propugna y promueve. Porque el asesinato serial perpetuado por niños o jóvenes como hecho habitual y sintomático, es una cruel muestra de "los huevos de la serpiente" que anidan dentro de la cultura norteamericana..."

Niñez, adolescencia y temporalidad: la posición del analista
por Mirta Goldstein

"...La escucha del analista por estar subordinada a su posición clínica y a su ideología teórica, determina la construcción temporal y la dimensión histórica en los análisis de niños y adolescentes... Cuando afirmamos que en la cultura actual ha caído la función del padre, entiendo que estamos diciendo que nos enfrentamos en la clínica a la identificación con un padre muerto en su deseo de gozar de la legalidad de la vida, identificación que arrastra consigo el deseo del adolescente y lo hace vacilar entre la acción o la depresión. Nuestra función como analistas de adolescentes, ¿no será restaurar ese segundo tiempo en que el padre no es más que el significante que nombra que el deseo puede resucitar, para borrar la sombra cultural que ha caído sobre el Yo del adolescente?..."

De quehaceres que se hacen con palabras
por Dora Nilda Daniel

Ahí, intento ir contra, para que el psicoanálisis no sea una religión, como tiende a ello, irresistiblemen-te, desde que uno se imagina que la interpretación sólo opera desde el sentido. Enseño que su resorte está en otro lado, nominalmente, en el signifi

Salud mental: una ley a favor de los pacientes
por Alfredo Kraut

Secretos: el 'tercero analítico' en la terapia de niños
por Rebeca Resnik y Yael Lorberfeld

"...'El secreto involucra activamente información privada que escondemos de los otros' (Kelly 1999) En el trabajo que hacemos con nuestros pacientes, casi absolutamente no hablamos de nuestra vida personal con ellos. Esta información no hablada algunas veces es reprimida... El tercero analítico es un juego de experiencias ínter subjetivas concientes e inconcientes en las cuales tanto el paciente como el analista participan. Con niños hemos observado que cuando obtienen la información de las experiencias del terapeuta, ellos de alguna forma la aprovechan como un eco de su propia experiencia personal, y consecuentemente hacen uso de esta información conciente para la elaboración de sus propios procesos..."

Letras del nombre propio, o la letra en el propio nombre
por Cynthia Eva Szewach

"...En la nominación, dice Lacan, se trata de la acción eficaz de la metáfora paterna, por la cual el Otro materno transmite la palabra y el nombre del padre. Traduce la interdicción, para que el sujeto pueda hacer, organizar, con las marcas que le vienen del Otro. Por ende, poder ensayar e inventar su firma, usar su nombre, enmascararlo para protegerse. Si es necesario estatuir un seudónimo, responder a un apodo. Tener algún nombre... Tomo una pequeña escena de un ejemplo: le pondré un nombre para acercarnos a la cuestión, lo llamaré Hernán Cepilo. Apenas se presenta me dice su nombre y lo escribo, agregando: “mi mamá me sacó una ‘L’ porque me cargaban de chico”... Lapassade en “La entrada en la vida” señala la importancia que atribuyen los etnólogos, a los cambios de nombre en los momentos de los ritos de entrada en la vida. El nombre de la infancia es reemplazado, en este segundo nacimiento, estructura de paso, ritualización de muerte y sexualidad..."



Recibí los newsletters de elSigma






Actividades Destacadas

Escuela de Psicoanálisis del Borda

ACTIVIDADES 2017
Leer más
Realizar consulta