Colaboraciones

Sección coordinada por Florencia Fracas
Don Segundo Sombra y la interpretación de los sueños: una lectura a la letra.
por María Cristina del Villar

"...Este libro costumbrista de Ricardo Güiraldes fue publicado en 1926. Lo he tomado para hacer un análisis a la letra de lo que considero es la lectura de los sueños. Los sueños no solamente dan a leer el deseo inconciente del sujeto, sino que nos hablan de la posición fantasmática de éste, en ese tiempo, en tanto sujeto y en tanto objeto. También nos dicen de su posición en relación a lo real, así como más de una vez nos dan a leer una salida subjetiva..."

Fantasma y angustia en la fobia
por Norma E. Alberro

"...La fobia no es la angustia, el objeto fóbico es un protector de esta angustia y reemplaza, como significante, a la función paterna debilitada. La instancia represora es la función paterna, se deduce entonces que esta función no cumple enteramente su misión para el sujeto que construye una fobia. Dada esta falla, el sujeto debe crearse un objeto exterior que termine de cumplir con la función paterna debilitada. Este sustituto paterno será el objeto fóbico...Lacan propone que es la angustia lo que le sobreviene al sujeto cuando éste interroga al Otro acerca del enigma de su deseo. Fuera de este momento de vacilación marcado por la interpelación al Otro, el sujeto asegura su homeostasis gracias al fantasma..."

Resonancias gramaticales en el analisis de un niño
por Silvia Lederman

"...La resonancia es la prolongación de un sonido que se va apagando por grados. Desde la primera sesión, Darío nombra a los personajes y resuena en la escucha el “Caedor”. En su resonancia fonológica aparece la distribución de vocales a-e-o. Sorprende que sea la misma que la del nombre de su hermanito muerto. Tadeo... Caedor y Chocador, son una manera singular de transportar la muerte en las palabras. Enlazan algo entre esa muerte y las palabras. Hay, de esta manera, una gramática que habla en el análisis de un niño..."

Acerca de la castracion y de la construccion del mundo en la fobia
por Alberto Franco

"...en la agorafobia o 'fobia de castración'-como la denomina Lacan en el Seminario IV-, el mundo todo está puntuado por signos de alarma...La posibilidad de la presencia de un Otro real, que no quiere algo del Sujeto sino al sujeto mismo para tragarlo, condiciona la existencia del fóbico de tal modo que constituye esa característica esencial en su relación con el mundo que, a menudo, nos sirve como evidencia de una de sus marcas distintivas: el deseo prevenido..."

Doble negacion
por Florencia Martinez Parera

"...En el discurso de nuestros pacientes, en sus dichos, en esos lugares más puramente sintácticos, más vacíos de significación, en esas –como las llama Borges- “insignificantes partículas”; yo digo que allí, en esos por, esos sin, esos pero, allí el sujeto de la enunciación puede alojarse. En esas partículas podemos esperar escuchar algo que nos permita avanzar al encuentro de los significantes que representan al sujeto, aún sabiendo que al significante que representa su falta jamás en la vida podremos alcanzarlo, porque ese significante falta..."

Del cuerpo y sus silencios
por Alicia Rozental

"...Nuestra clínica se topa muchas veces con fenómenos que hacen límite al análisis, se resisten a la palabra; la enfermedad es uno de ellos. Salidas, en apariencia, de una dimensión distinta de aquella por la que supuestamente transcurre el análisis, irrumpen portando un silencio que podría caracterizarse como refractario a la palabra..."

Rimbaud en las´´alas de la mariposa´´
por Blanca Lorenzo

"...Arthur Rimbaud, "el poeta maldito", como se lo llamó, muestra, con su vida y su poesía, cómo se produce esa reversión pulsional, esa ida y vuelta moebianas, en una deriva que ha de pasar por la represión, el fantasma, el goce pulsional, el de su arte, en el sinthoma, hasta volver en giros turbulentos y angustiantes, al silencioso punto final..."

El problema de la localización del afecto
por Viviana Racubian, Ana Rossi y Cynthia Tombeur

"...¿Qué son los afectos? ¿Dónde los situamos? ¿Hay afectos en el inconciente? ¿Pueden existir los afectos sin su representación?...¿Son las representaciones las intolerables, o lo intolerable es el afecto que está ligado a ellas?
En principio -para Freud- la noción de afecto (cantidad) aparece ligada al concepto de descarga (1895).

Freud da al afecto el lugar de residuo de la experiencia de dolor. Dolor, en tanto incremento de energía psíquica.
En 1915, infiere que es en el nivel pulsional donde representación y afecto aparecen unidos, siendo con la represión donde se manifiesta la separación entre ambos..."

Ciudades virtuales - relaciones virtuales
por Pablo Nicolás Méndez

"...Lo virtual deslocaliza la posición, la situación del cuerpo. Niega el aquí en beneficio del ahora. Ya no hay aquí, todo es ahora...El amor virtual, no puede llegar al deseo, porque se queda pegoteado al goce autoerótico..."

Femineidad, adolescencia, cuerpo
por Stella Maris Rivadero

"...La denominada anoréxica llama al deseo (voz y mirada del otro) ofreciendo su propia cadaverización. Así mantiene a la familia escrutando su cuerpo continuamente; intentando la hazaña de sostener en una familia 'no deseante', el deseo vivo sobre ella todo el tiempo..."



Recibí los newsletters de elSigma






Actividades Destacadas

Escuela de Psicoanálisis del Borda

ACTIVIDADES 2017
Leer más
Realizar consulta