Columnas

Sospecha, presunción y diagnóstico
por Abel Langer

Una memoria obturada, lo traumático que insiste, una familia implicada en lo silenciado, el estallido en tercera generación del horror inconfesable… y el lugar del analista. ¿Cómo conducir un tratamiento evitando caer en lo que cierra? ¿Qué puerta puede abrir el sujeto para que aflore la historia? ¿Qué es preciso sortear para desentrañar lo forcluído en generaciones anteriores que “mortifica” al sujeto y tapona su singularidad? ¿Cómo obrar sin recalar en certezas diagnósticas apresuradas? ¿Cómo se construye un tratamiento desde el lugar del deseo del analista?

“Un mundo feliz”
por Alicia Hartmann

A propósito del presente debate sobre el aborto y las declaraciones de una legisladora que ha sugerido la manipulación prenatal a las 20 semanas para “sacar” fetos de las mujeres que no deseen continuar con el embarazo, asistirlas, acudir a las incubadoras, y entregarlos luego en adopción –si sobreviven claro está–. Reflexiones necesarias y analogía con “Un mundo feliz” de Aldous Huxley…

¿Quién gana con la enfermedad?
por Bruno Javier Bonoris

La clínica de la “responsabilidad subjetiva” se soporta en una de las premisas fundamentales del psicoanálisis: el síntoma es una satisfacción sustitutiva. Lo que el paciente debe aceptar es su responsabilidad sobre el padecimiento en la medida en que la persistencia del síntoma se debe a la “satisfacción personal” que este implica… Sostener que el analizante es responsable por su síntoma porque extrae de él una ganancia es, lisa y llanamente, falso… Por otra parte el psicoanálisis demuestra que el sufrimiento psíquico no es una falta de adaptación a la realidad, sino un exceso…

Individuación e intersubjetividad: viviendo en la paradoja
por Irene Meler

Los movimientos sociales que se denominan “pro vida”, asignan a la vida potencial del embrión el mismo valor ético del que tiene la vida adulta de la mujer que lo porta… Esa falacia, cuando se instituye en una sociedad, promueve la perpetuación de modos de subjetivación femenina que no permiten el desarrollo del proceso de individuación… Sobran ejemplos en la humanidad de que estamos ante la autorización irrestricta de la violencia masculina, y la interdicción más radical de la violencia femenina, aunque esta se despliegue en el interior del propio cuerpo. Estos arreglos culturales constituyen verdaderos dispositivos de construcción de subjetividades femeninas esclavizadas…

El DSM y la verdad: una escisión entre psiquiatría y psicoanálisis
por Susana Arazi

El DSM es la configuración de un entramado inscripto en un juego de poder en el que los aspectos institucional, social, académico, industrial-farmacológico y económico sostienen el eje de una ideología doctrinaria en el marco de un consenso cómplice y solapado. El poder médico llegado al actual siglo XXI no tiene reparos en develar sus paradigmas, que apuntan a dos cuestiones esenciales en la civilización: poder y dinero en pos de una conquista que no cesa… Queda así elidido lo intransferible de la singularidad de cada caso y la significación a la que remite el síntoma en y para cada sujeto, tal aborda el psicoanálisis…

Goce tóxico, contrapeso del adicto
por Laura Ciancaglini

La droga es una costumbre gozosa de fugarse de la vida alienada, alienándose en otro consumo personal de delectación perfecta y solitaria. En uno de fusión absoluta con un Todo imposible de vaciar. Si el adicto, el toxicómano, goza y en su goce encuentra lo pactado con lo eterno voraz, con la instantaneidad de los milagros, como quería Proust, quizá no tengamos allí, no sólo a un paciente sino tampoco a un ser que sufra… La droga no es causa de deseo sino de goce; se constituye en un objeto de demanda perentoria y en una coincidencia con la pulsión de muerte en la cancelación del Otro… Lo mortífero del goce es aquella caída por la desmesura y lo innombrable…

Merlí: una versión moderna de “El Enmascarado de Wedekind”
por Sergio Zabalza

La serie “Merlí” se destaca por apuntar a la construcción del juicio íntimo de sus alumnos en sintonía con las vivencias, pasiones y deseos… ¿Qué fibra ha sabido interpretar esta serie como para que los adultos hayan encontrado un punto de identificación en este profesor que estimula a pensar sin dejar de sentir y experimentar lo que la vida tenga para ofrecer? Valga una escena que denota el espíritu de la saga y desenmascara el tramposo discurso propio del cínico: mofarse de los crédulos para luego afirmar que como no se logra el todo, nada vale la pena…

Desaparecidos en México: el horror cotidiano y sus consecuencias en el lazo social
por Isela Segovia

La desaparición nos confronta con la finitud, con la del semejante, con la propia. Para los que sobreviven al que ya no está, al que ya no volvió, supone un proceso de duelo que no tendrá fin… Ante el horror es difícil hablar, como si las palabras no alcanzaran para poder nombrarlo. El horror como un real que se presentifica en muerte, en cuerpos tratados como desechos, en una Ley transgredida en donde el poder de unos avasalla a otros, en regiones del país donde la vida cotidiana ha sido completamente trastocada, donde ya no se puede transitar libremente. No debemos “normalizar” la violencia y sus consecuencias… y una vez más, el psicoanálisis tiene algo para decir…

Prince y Tom Petty: la punta del iceberg
por Alberto Santiere

Lo desesperante del dolor alienta modalidades de consumo prefijadas por el mercado de fármacos. La ingesta masiva de opiáceos tiene consecuencias en el lazo social. Doscientas mil víctimas fatales en EEUU. Las modalidades adictivas inciden en la subjetividad contemporánea, restan alcance a las palabras y profundizan lo sintomático de un consumidor sin defensa. Vivimos un tiempo que cronifica para garantizar la duración del cliente, mientras genera un imaginario poderoso de que no medicar cuestiona al saber…

La infertilidad como síntoma de la época
por Gabriela Melluso

¿Es posible manipular al deseo de embarazo con la técnica de la ciencia? ¿Se condicen los tiempos del deseo con los tiempos de la ciencia? Y si es así, entonces ¿por qué el avance de la ciencia y la tecnología, con técnicas probadas y eficientes, no llegan a dar respuesta al deseo (¿deseo?) de embarazo en aquellas parejas que no pueden lograrlo?... Propongo pensar a la infertilidad sin causa orgánica demostrable, como un síntoma de la época actual, en el que la medicina y el psicoanálisis deberían aunarse y trabajar en el contexto del clima cultural-político-económico de la actualidad.