Columnas

“Pila, pila”: síntoma y creencia
por Sergio Zabalza

Habida cuenta de la sed de identificaciones que caracteriza a los adolescentes y de la ascendencia que algunos artistas guardan entre su público vale la pena formular algunas reflexiones, a propósito de las declaraciones del cantante Pity Álvarez y de su relación con el consumo de “paco”. Se trata de que el síntoma -desde una pesada adicción hasta un sencillo hábito quejoso- tiene un beneficio inconsciente que reporta una tramposa satisfacción mucho más allá de lo que una persona por sí sola puede percibir. Por eso, ahora que según parece el consumo personal está pronto a dejar de ser un delito, es un buen momento para fomentar entre los jóvenes los hábitos que la amenaza del castigo penal desalentaba, por ejemplo: preguntarse “¿por qué consumo?”

Afuera y adentro en la muerte de un flogger
por Sergio Zabalza

El triste y lamentable episodio que terminó con la muerte de un joven a la salida de un boliche en Córdoba sorprende por el carácter gratuito de una violencia que no encuentra explicaciones. Intentaremos esbozar algunas conjeturas al respecto.
Por un lado la atracción y la violencia en la fiesta descansan en el mismo componente: la segregación. Basta plantarse en la puerta de una disco para verificar los más flagrantes episodios de discriminación a cargo de los fornidos cancerberos que hoy encarnan los patovicas a las puertas del cielo. Pero también la violencia aparece cuando las posibilidades de seducción y encuentro con el otro sexo se desvanecen.

El fin de año, o la imposibilidad de la moral en los vínculos
por Teodoro Pablo Lecman

Hacia fin de año dos opciones suelen darse: evaluar el año pasado o proyectar al futuro todos los deseos. En ese punto imposible de juntura entre el viejo y el nuevo año es dable también imaginarse una moral, o varias...
El mito del héroe, del padre y del hijo, así como el de la madre, llega en sutura moral a tratar de hilar a los pueblos: el príncipe egipcio Moisés transmite desde Akenatón, el faraón loco, el mortífero Monoteísmo a los Judíos; Jesús convierte el Judaísmo en Cristianismo, a costa de un sacrificio siempre renovado. O Mahoma, o Buda. Lo anterior, genocidado, son las numerosas culturas y pueblos aborígenes, ahora en un mundo global, bajo una “moral” dominante, única, sin valores más allá del lucro, o sea amoral. Algo estructural hay allí en los vínculos del ser humano, bajo esta era de un solo Amo, de acero virtual.

Transformaciones institucionales en Salud Mental
por José Grandinetti

Los armados manicomiales implican siempre una suerte de defensa frente a lo diferente, lo que no se conoce o no se entiende y sobre todo, frente a aquello que altera a la razón obligándola a dar cuenta de sus razones. El sujeto psicótico cuando de él se trata, se presenta para la rigidez de algunos pensamientos, como un misterio y un peligro que es menester neutralizar. La "operación de alienación-manipulación" se halla en la base de toda relación manicomial y cualquier transformación institucional o desmanicomialización que se pretenda, no puede dejar de lado, esto es: hacer oídos sordos, al goce que de ese "saber-poder" puede pretender obtenerse... La denominada "desinstitucionalización" resultará ser entonces una serie de "acciones" destinadas a mantener el lugar de la verdad como causa, siempre vacante, en oposición a todo saber que pretenda destituir el carácter ficcional y dialéctico de la verdad.

Sexualidad robótica
por Sergio Zabalza

Desde hace pocos días la mensajería de Microsoft cuenta entre sus servicios con una línea que pretende conformar un "instrumento de educación sanitaria" para atender las dudas e inquietudes sobre temas de sexo y adicciones tales como el alcoholismo. Pero atención, del otro lado de nuestro monitor no encontraremos prójimo alguno sino un robot llamado Robin... La tecnología digital debe estar al servicio de lo más propiamente humano: la charla, el habla, el diálogo. De lo contrario, cuando nos hayamos quedado totalmente sanos y mudos, nuestra sexualidad será robótica por habernos convertido en meros consumidores de información.

Cortes y fluídos del diagnóstico poiético
por Martín H. Smud

El diagnóstico poiético no se construye a partir del narcisismo un cuerpo de sí integrado, no forma cuerpo ni Edipo, se trata de fluidos y de cortes, de las manifestaciones del inconsciente. Pero, entonces, ¿cuáles son sus límites sin Edipo y sin Narcisismo? Su límite es la estructura de la máquina deseante y el empecinamiento de tener que responder por el propio nombre a lo que hacemos.

No retrocedamos ante las urgencias neuróticas
por Mirta Goldstein

Las urgencias neuróticas pueden producirse bajo los efectos de la transferencia o por fuera de ella. Muchas veces con momentos de despersonalización, actings o pasajes al acto, cuya urgencia en una cura analítica tiene inevitablemente como referencia el saber hacer con la angustia desde la posición del analista. Una interpretación radicalizada de la frase lacaniana: “las lágrimas no son argumento” puede llevar a confundir la dirección de la cura; las lágrimas son argumento para delimitar una urgencia angustiosa y transferir sobre el nombre de un analista el sujeto supuesto saber. Que el analista le quite rostro al nombre es inherente a la posición de su deseo de analizar aun las urgencias, las que hacen falta, es decir, hacen un llamado a restablecer la falta en la estructura.

Celos, complejo de castración, letargo y reacción terapéutica negativa
por Fidias Cesio

Se trata de las características que imprime a un análisis el complejo de castración del analista, la tragedia edípica –“el muerto”–. Se trata de una formación inconsciente, sepultada, que aparece en la conciencia en representaciones fúnebres, y que se manifiesta en los síntomas actuales que sufre el analista, sobre todo letargo y sus variantes –aburrimiento, cansancio pesadez, etc.– En una breve viñeta de una sesión psicoanalítica el autor muestra el papel de los celos en la constitución del “muerto” y en su manifestación en el letargo que padece el analista. También se extiende en el papel de la tragedia edípica en el olvido, que llega a su manifestación extrema en la enfermedad de Alzheimer. Por fin nos habla de la Reacción Terapéutica Negativa, la tragedia que aparece en el campo transferencial determinando la “muerte” del análisis.

El autista es también un sujeto
por Sergio Zabalza

La perspectiva teórica que prevalece en el texto del proyecto –me refiero al proyecto que propone un sistema de Protección Integral para los niños comprendidos dentro del denominado Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD)-, lejos de alentar el indispensable criterio interdisciplinario aconsejado para estos enigmáticos cuadros clínicos, reduce su inspiración a los necesarios pero estrechos márgenes de los protocolos médicos y psicofarmacológicos. Acotar el padecimiento humano al mórbido efecto causado por supuestas razones genéticas u orgánicas soslaya que, en la gran mayoría de los casos, detrás de los síntomas de orden psíquico siempre hay también un sujeto que decide. Así, toda intervención deviene adiestramiento y toda reflexión teórica una enumeración de recetas al servicio de un ideal de adaptación. Se trata de una perspectiva que arrasa con la responsabilidad subjetiva.

La política del psicoanálisis
por Graciela Graham

La presencia del analista: no tiene nada que ver con la presencia pública del analista. Cuando un analista habla en público: ¿desde donde habla? ¿Hay una política del psicoanálisis? ¿Qué tipo de saber tiene que ser una disciplina para que conlleve una política?
Cuando los psicoanalistas normativizan, clasifican los síntomas, generalizan respecto de las conductas, concientes o inconscientes no importa, creemos algunos que entonces hacen del psicoanálisis una forma de disciplina de los cuerpos de los sujetos un medio de poder que le dice a la gente cómo es y cómo tiene que ser.
Esa es la vertiente política que está en relación al poder, que Foucault y muchos otros denuncian, y de la que a veces los psicoanalistas nos hacemos cómplices. Dividir a los sujetos, en locos, anormales o desviados y normales, es una manera de responder políticamente al síntoma.



Recibí los newsletters de elSigma






Actividades Destacadas

Escuela de Psicoanálisis del Borda

ACTIVIDADES 2017
Leer más
Realizar consulta