Columnas

Añorar
por Jorge Rodríguez

El jugar, en ocasiones, nos muestra un movimiento que contiene el viento de la temeridad y la seguridad del agarrarse. Soltarse es jugar. La precariedad es estar suelto, estar cantando sin darse cuenta. Provocar cuerpo, abusar cuerpo. Conservar la orilla cerca, nos habla de añorar agarrarse. Que el mundo que estoy creando no es el único posible, que no estoy condenado a vivir solamente en él; que el mundo de la realidad compartida tampoco es único.

Auto (bio) grafías: un autor llamado Fernando Ulloa
por Carlos Brück

Un contexto, una producción que no ha dejado de decir algo, de bordear con inteligente manera -y me refiero al estilo- aquello que no cesa de escribirse. Anoto esto e infiero que estoy escribiendo una contraseña de la vulgata lacaniana; pero como diría Freud: esto ya no es del orden de mi intención sino que se debe al material en cuestión. Y la vinculación con Fernando siempre tuvo el matiz de la contraseña.

La polémica sobre el aborto
por Carlos D. Pérez

Por poco que se preste atención al debate sobre el aborto, nuevamente instalado en nuestra sociedad, se advierte que quienes defienden la moral antiabortiva tienen la religión como argumento. La pregunta ¿qué es la vida? compete a la filosofía, mientras la ciencia se ocupa de las leyes que regulan la organización vital. Y la cuestión del origen es antes mítica que religiosa; los mitos dispersan su potencia en las fábulas generadas para entender lo que deviene desde su incierto comienzo.

Amor, fetichismo y nada... o Amor y anarquía
por Teodoro Pablo Lecman

El feticihismo del cuerpo femenino y hasta de la femineidad, usado por la propaganda y el pornoshow/shop, hasta el cansancio, está en realidad revestido por el fetichismo del dinero, fetiche de los fetiches que en el lazo social representa la ficción del absoluto valor de cambio, mercancía de las mercancías, basado en la plusvalía del trabajo de los cuerpos al servicio del capital... La ficción del dinero capitalista: un intercambio sin pérdida [superconductividad], una ganancia absoluta del Amo [¡notemos el doble sentido!] se solapa sobre la ficción de un intercambio sexual de los cuerpos sin pérdida alguna, o sea, sin castración, lo cual, obviamente, es imposible.

Prescribir sin proscribir
por Ricardo Rodulfo

La responsabilidad por el ejercicio de la psicoterapia está enteramente (casi) en manos de cada uno: es un asunto de ética personal, de responsabilidad individual. Hay que terminar con el psicoanálisis fuera de toda ley, hay que castigar la inescrupulosidad y la omnipotencia sin lesionar la creatividad del espacio psicoterapéutico en nuestro país. ¿Qué aspectos debiera tener en cuenta una legislación pertinente y adecuada al hecho de la notable vitalidad del espacio psicoterapéutico en nuestro medio?

El psicoanálisis, ¿ha fracasado?
por Ana María Gómez

En la entrevista publicada el 21 de febrero de este año, y que realizara Hugo Beccacece para el diario La Nación, a José Pablo Feinmann, este comenta textualmente: El éxito de los libros de autoayuda es fácil de explicar. El psicoanálisis fracasó: es caro y los resultados se dan a muy largo plazo. Es mejor comprar un libro que nos ofrece soluciones mágicas. El psicoanálisis, ¿ha fracasado? Y si es así, ¿cuál es el fracaso, de qué objetivos, en relación a qué metas, en función de qué fines?...

El entredicho de la razón
por Carlos Brück

Ya hace tiempo que un fantasma recorre los salones del poder en Francia articulando como protagonistas controversiales a Jacques Alan Miller, Jean Pontalis, Elizabeth Roudinesco, Bernard Accoyer et all. Este fantasma es la decisión, una vez más, de establecer un registro estatal, un tratado catalogal y de evaluación que reúna en un solo golpe de hoja a todos quienes ejerzan una practica con efectos en el padecimiento psíquico. Incluyendo en un principio a quienes se presentan como psicoanalistas...

El control de las psicoterapias
por Teodoro Pablo Lecman

Al igual que en Francia, creo que el ejercicio de la psicoterapia de cualquier tipo, no psicoanalítica, debería ser minimamente controlado a breve plazo en Argentina. Con todos los cuidados y consultas del caso. Ya no estamos en la época de Freud, y el psicoanálisis, al menos en Argentina debe poder desbrozarse de mucha impostura. Y debe poder ser controlado en la titulación de psicoanalista, que responde a una formación rigurosa; pero se trata de un segundo paso. Luego de eso el ejercicio es poco controlable y cada análisis una aventura.

Transexualismo
por Sergio Rodríguez

Una persona que anatómicamente tenía apariencia masculina logró del juez Pedro Hooft -en Argentina- la autorización judicial necesaria para ser objeto de una operación que la cambiara a una femenina. Conocida la noticia se desplegó una interesante e importante polémica. En muchas de estas personas la cirugía transexualizante toma la función de sinthome, de 4º nudo, que lo defiende del desencadenamiento clínico de una psicosis.

Bucles, bandas, hormiguitas y giros de 360 grados
por Teodoro Pablo Lecman

Hace un tiempo que habíamos descubierto, con sorpresa, que una fotógrafa alemana, pero argentina, Grete Stern, en colaboración con Gino Germani, que simulaba ser el psicoanalista Richard Rest, falsificaba imágenes de los sueños que les enviaban a una consultoría sentimental de una revista las pobres lectoras, creyendo que le escribían a un psicoanalista. Lo que esta exposición nos permite identificar es, diríamos, una tendencia actual del discurso de la cultura, que, a falta de mejor metáfora, llamaremos dar una vuelta de 360 grados sobre lo mismo para que sea otra cosa, que es lo mismo, pero mentira.



Recibí los newsletters de elSigma






Actividades Destacadas

Escuela de Psicoanálisis del Borda

ACTIVIDADES 2017
Leer más
Realizar consulta