Educación

Sección coordinada por Laura Kiel
Sección coordinada por Natalia Ledesma
Autismo infantil y psicosis en el campo de la inclusión educativa
por Ana Lía Yahdjian

¿Cómo pensar un analista a la altura de su época en las instituciones educativas actuales? El punto que parece nodal es acerca de la transmisión, a futuros docentes, acerca de la singular constitución psíquica en las psicosis y autismo infantil. ¿Qué elementos técnicos serían de utilidad pública para que un futuro docente no esté desorientado con los populares TGD que propone la regla normal para esclarecer, desde el conocimiento, la estructura psicótica? ¿Hay relación en la orientación, en “saber leer” lo subjetivo y la responsabilidad del acto docente?

Instituciones de Educación Especial
por Cristina Oyarzabal

En el campo de la Educación Especial es necesario analizar profundamente las relaciones entre Pedagogía y Psicoanálisis. No es deseable que los educadores abandonen su función y se dediquen a elaboraciones psicoanalíticas; tampoco el Psicoanálisis puede sentar las bases de una imposible pedagogía analítica, sin embargo, el Psicoanálisis puede brindar valiosos aportes al educador especial que se ve apremiado por la sociedad que demanda la adecuación del niño a las necesidades de la misma y por la demanda de los padres y del niño que exigen la transmisión de los conocimientos escolares y el desciframiento de su destino.

Saber hacer con la sombra
por Sergio Zabalza

El Otro sexo, la fiesta y el duelo
La serie de trágicos sucesos acontecidos en el denominado tiempo libre de nuestros jóvenes ameritan un debate amplio y comprometido. En Don Segundo Sombra –fantástica manera de nombrar el oscuro Otro que nos habita–, Ricardo Güiraldes relata cómo el protagonista se granjea la simpatía de su admirado resero, cuando le advierte que un borracho –“el tape Burgos”– lo espera a la salida de la pulpería. Hoy, que tantas desgracias se suscitan en los alrededores de los locales bailables, conviene abordar qué papel juega ese Otro que nos habita más allá de nuestras habituales y estereotipadas percepciones. Al fin y al cabo quizás se trate de que cada uno sepa qué hacer con su sombra.

¿Porqué hablar de suicidios adolescentes?
por Mónica Morales Barrera

En el momento en que el adolescente debe hacerse cargo de su propia palabra, de sus deseos, para diferenciarse de la de los padres… y no puede realizar este cambio de posición subjetiva porque su historia particular de vida no se lo permite, la tendencia es refugiarse en la fantasía. Así, la resistencia a salir de la pasividad infantil, lleva al adolescente a sobreinvestir la fantasía suicida (...) El suicida se ofrece a los designios del Otro, por la vía del conflicto con el superyó dictatorial. Se identifica a ese objeto de deshecho, dejándose caer por su propio peso. El suicidio, es el precio que el sujeto paga por sostener inconscientemente lo que nunca fue para este Otro. (...) No se da cuenta el potencial suicida que está atrapado en un juego ciego donde se niega a sí mismo en favor de un Otro Consistente… todopoderoso… sin fallas...

Vigilar y castigar en la educación. Una mirada psicoanalítica
por Mónica Morales Barrera

Podemos abrir la pregunta de si el castigo posee otra función distinta que la del ejercicio del poder. La prohibición y el castigo, en el registro simbólico, tienen una función específica enmarcada en la apropiación de la ley en la subjetividad, la cual nos inscribe como sujetos en la cultura. Es necesario que el sujeto viva la ley a través de su trasgresión, ésta última opera como un llamado al castigo y al límite que da alivio a la culpa. La ley simbólica –la cual distinguimos de la ley moral producto del Goce del Otro– genera lo que en alemán se denomina schuld, que incluye en su significación a la vez “culpa y deuda”, lo que posibilita el lazo social. Asimismo la sanción simbólica, entendida como pago de una falta, pone límites al autocastigo...

¿Soñar no cuesta nada?
por Sergio Zabalza

El estilo tiene que ver con la más íntima y propia dimensión. Todos anhelamos que nos quieran, que nos admiren y el reconocimiento que eso supone. Y qué duda, bienvenido el éxito. Pero nada va a resultar más gratificante que poner en juego el propio estilo en los proyectos y tareas a encarar. Y para que ello surja tan importante son los intereses personales como las urgencias cotidianas. La fascinación por los proyectos perfectos, las empresas grandiosas y los sueños "que no cuestan" nada terminan siendo un lastre, una mochila con la que cargamos la expectativa de los otros.

Más acá o más allá de un padre
por Mónica Beatriz Peisajovich

¿Por qué algunos niños gatearon y otros no? ¿Hay alguna relación entre el gateo y el problema por el cual consultan? ¿Por qué los niños en consultas por dificultades de aprendizaje, no habían gateado? ¿Cuál es la relación entre gateo y aprendizaje? ¿Qué tipos de dificultades de aprendizaje tienen los niños que no han gateado?
El propósito de este trabajo es demostrar que el Padre Imaginario (PI) es fundante de la estructura del gateo del bebé. La importancia del gateo reside en que sin él, el niño –a futuro- tendrá dificultades en la lectoescritura, la comprensión de las ciencias exactas, la geografía. ¿Cual será el lugar del analista en el análisis de un niño con estas dificultades?

Adolescencia: las marcas del pasado
por Sergio Zabalza

Si la adolescencia es ese segmento etario que combina una actualización de los avatares edípicos con una virulenta transformación del semblante, bien podríamos considerar que gran parte de su problemática gira en torno a la siguiente pregunta: ¿Quién se hace cargo del pasado heredado de manera tal que los impulsos del ello –el nivel más demandante y primario del aparato psíquico– encuentren un límite capaz de orientar su caótico empuje hacia metas civilizadas?

El acting de las amonestaciones
por Sergio Zabalza

Una notable coincidencia confluye en los últimos y graves episodios de violencia escolar. En efecto, el inaceptable maltrato a los profesores acontece en una escena que se muestra, se da a ver para lograr el reconocimiento del público, sea éste el conformado por el grupo de pares o por los miles de internautas que fisgonean en la red. Durante la adolescencia se suscita una insólita e inquietante paradoja, así como para crecer y cobrar vuelo el joven experimenta la imperiosa necesidad de separarse del adulto, más que nunca sin embargo requiere para ello del apoyo y el concurso de los mayores.

Psicosis en niños
por María Laura Castignani

En este trabajo se retomarán brevemente las ideas que sustentan sobre el autismo, dos de las grandes corrientes en auge hoy en día: las teorías cognitivo- conductuales y el psicoanálisis.
Desde la teoría cognitivo conductual el tratamiento es un intento de desarrollar en el niño esas funciones alteradas, y de disminuir las anomalías emocionales o de conducta que pueden acompañar el trastorno, a través de procesos de enseñanza explícita. Desde el psicoanálisis se trabaja clínicamente diferente con cada niño, se lo espera a que se muestre, a que lo haga con lo peculiar de él y no de otro. Que su detalle sea lo que aparece para que la labor analítica sea así del caso por caso. No hay “Autistas” o niños con “TGD” si hay un niño autista que tiene características que lo particularizan y lo hacen distinto de otro niño autista. Dependerá de la posición adoptada en relación a la patología lo que un sujeto podrá construir en el campo de lo simbólico desde su singularidad o la mera copia de lo que se pretende para ajustarse a la norma.



Recibí los newsletters de elSigma






Actividades Destacadas

Escuela de Psicoanálisis del Borda

ACTIVIDADES 2017
Leer más
Realizar consulta