Literatura

Sección coordinada por Nicolás Cerruti
ENTRE DICHO
por Daniel Ripesi

Él podría haber dicho “Por fin llegaste, te extrañé..”, pero le dijo –de modo áspero y resentido- “¿Dónde mierda te habías metido?!”. Ella podría haber dicho, “qué importancia tiene, por fin llegué”, pero dijo “Qué carajo te importa!”. Él podría haber dicho “Es que hoy te necesitaba más que nunca..”, pero le dijo “Siempre que podés te borrás..”.

Movimientos de la verdad en una historia
por Daniel Ripesi

Del acto creativo al acto analítico
por Samuel Krynski

DEL ACTO CREATIVO AL ACTO ANALÍTICO
por Samuel Krynski

Imagino que la vida de un escritor se ve interpelada permanentemente por las historias que sus personajes le relatan; algunas de ellas, sus giros y sus matices, terminarán atrapando su interés y promoviendo la escritura.
Los pequeños personajes de Saramago, tal como sucede con nuestros entrañables neuróticos cotidianos, suelen afrontar desafíos trascendentes aunque habitualmente desconocen la dimensión de tal encrucijada.

Metrología y después...
por César Hazaki

Buzios literario
por Carlos D. Pérez

Poesías
por Graciela Belluscio

Encuentro con Federico García Lorca
por Carlos D. Pérez

Estoy en un plano poético donde el sí y el no de las cosas son igualmente verdaderos. La verdad es lo vivo y ahora quieren llenarnos de muertos y de aserrín de corcho. El disparate, si está vivo, es verdad; el teorema, si está muerto, es mentira. ¡Dejad que corra el aire! ¿No te angustia la idea de un mar con todos los peces atados con cadenita a un solo punto, sin conciencia? No discuto el dogma. Pero no quiero ver el punto donde acaba “ese dogma”.

Encuentro con Federico Fellini
por Carlos D. Pérez

¿El “cinemá-verité”? Estoy más bien a favor del cine-mentira. La mentira es siempre más interesante que la verdad. Es el alma de todo espectáculo y a mí me gusta el espectáculo. La ficción puede conducirnos a una verdad más aguda que la realidad cotidiana y aparente. No es necesario que las cosas que se muestren sean auténticas. Generalmente es mejor que no lo sean. Lo que tiene que ser auténtico es la emoción que se experimenta viéndolas y expresándolas.

El navegante de la boca
por Alberto Santiere

El navegante de la boca capturado por la mirada toda. Esclavo al margen escarbando el horizonte. Crucificado social que busca en espiral. Buceador de la nada, pesca efigies que lo pescan; sonidos, voces.
Sin tapón, por el que desemboca la misteriosa locura que otros callaron. Otros que hablan en él.
Arqueólogo del espíritu, ve en las paredes, oye en el silencio.
Está más allá del sentido de los sentidos. Por eso no está acá.
Nauta detrás del espejo; no tiene tiempo.



Recibí los newsletters de elSigma






Actividades Destacadas

Escuela de Psicoanálisis del Borda

ACTIVIDADES 2017
Leer más
Realizar consulta