Cine y Psicoanálisis

Sección coordinada por Laura Kuschner
Sección coordinada por Juan Jorge Michel Fariña
La mecha que faltaba: la identidad virtual. Análisis de un capítulo de “Black Mirror” de la nueva temporada
por Martín H. Smud

En la serie de Black Mirror […] dos amigos se encuentran adentro de un juego que ubica como un injerto a la altura del cerebro. Ambos amigos, convertidos en avatar −la identidad virtual de uno es una hermosa mujer, la del otro un avatar musculoso y bien parecido−, jugando y jugando, pateándose […] se enamoran perdidamente uno del otro. Los protagonistas se preguntan, al igual que nosotros, qué ocurre con las condiciones morales y por tanto la ética de este sujeto de la identidad virtual que somos nosotros, pero también que no somos nosotros […] ¿Qué ocurre con la identidad de la identidad?

Desdoblando fronteras… "La experiencia judía, de Basavilbaso a Nueva Amsterdam". Una película de Miguel Kohan
por Silvia Smazanovich

“La experiencia judía” es una experiencia singular, que habla de un viaje particular […] Podemos ubicar el inicio en una imagen: familiares vestidos de gauchos; gauchos y judíos […] Este viaje recupera del olvido la vida de los territorios judíos en América, reflejando la diversidad en las comunidades de la diáspora. Aquí hablan los cementerios: lugares sagrados para algunos, temidos por otros, misteriosos siempre […] Correr la tierra que cubre las tumbas y descubrir letras […] en hebreo, en español, en holandés […] es un toparse con lo desconocido que nos habita. Encontramos en esos jugosos momentos de la película el sentir del desarraigo y la lejanía […] Estamos ante una película fundamental en estos tiempos inundados por el racismo, la segregación y la inmigración forzada.

Con el b(l)anco en la mira. Un amor en ritmo de “Los Chunguitos”. Acerca del film “De prisa de prisa”
por Hugo Dvoskin

“deprisa”, que puede escribirse junto o separado, finalmente se ha hecho texto, entre ficción y realidades. Breve, como un soplido, como la vida que se les fue a José Antonio y a Pablo; a Jesús y al Meca.

“Bandersnatch” o la actualidad del trauma
por Diego Lolic

La experiencia ofrece al suscrito a “Netflix” obrar como un Dios, pero como uno enclenque […] que se encuentra supeditado a un Dios mayor; uno del más allá que obra como el Otro de la “Matrix” […] surge el Amo de “Netflix” para adiestrarlos y reconducirlos nuevamente a la encrucijada, al enigma, a la escena originaria para tomar la decisión “correcta”.

Alguien es un “Bandersnatch”
por Carlos Silva Koppel

Bandersnatch es la reciente película de […] “Netflix” que lleva el nombre que Lewis Carroll inventó en Alicia a través del espejo, cuya traducción sería “Magnapresa” […] sucio y maloliente animalejo […] En esta película se le brinda la oportunidad al voyeur de ser una Magnapresa, un Bandersnatch […], no solo quedarse en la mera observación de las miserias del otro, sino también intervenir en ellas desde la privacidad […], un paso más allá de los simples shares, likes o dislikes […] Quizás, en la nueva película, tal cual acto fallido, “Netflix” nos dé de probar lo que este hace con nosotros.

Sin ternura, sin velo: La crueldad
por Olga Cuadra

El amor es efecto de la eficacia de la castración y la castración es producto de la operación del Nombre del Padre. Actualmente en nuestra clínica nos encontramos cada vez más a menudo con figuras paternas y maternas tan egoístas como carentes de afectos hacia sus hijos. A medida que vamos ahondando luego en las historias de los progenitores comenzamos a entrever de qué modo fueron enlazándose los fantasmas y cuál es el lugar al que los hijos advinieron […] En la película rusa “Sin amor” vemos cómo […] ninguno de los dos quiere a su lado a este niño-adolescente (Alyasha, de 12 años) ni muestran el menor interés por él.

“Zama”. El saldo de saber… decir una verdad
por Patricio Estroz

¿Qué busca Zama? ¿Qué es lo que espera? La novela de Di Benedetto (1956) adaptada por Martel (2017) pone en escena las peripecias y quehaceres de un funcionario de la corona española y su traslado desde el punto fronterizo donde se encuentra, a Lerma. A Diego de Zama la vida misma se le dirige susurrándole una promesa idéntica a las palabras dichas por la deseada y carismática Luciana Piñares de Luenga: “Te mereces un beso, pero no ahora”.

La evanescencia del tiempo. El amor desde el cine de Kim Ki-duk
por Patricio Estroz

Los arreglos vinculares forjados por una pareja, implican la construcción de modos de cohabitar el espacio y el tiempo en el que la relación transcurre. La organicidad del cuerpo visibiliza su transitoriedad, le confiere cierto carácter “descartable” […] ¿Qué sucede cuando la imagen del sujeto es intervenida realmente como un modo de oferta novedosa que se promociona ante el partenaire?

De mandarinas y puercoespines
por Gabriela Melluso

Contrariamente a la creencia popular, el hombre no es “naturalmente” bueno y amable […] Freud atribuye al hombre una buena cuota de agresividad primaria que interviene como obstáculo fundamental a la hora de relacionarse de alguna manera con otros […] Chechenos y giorgianos es el nombre que distingue a los soldados [en este film], pero que responde a una diferencia débil, construida y provisional que en definitiva conduce a su falta de sentido. Es notable cómo el movimiento de acercamiento y alejamiento, de amor-odio al que se refiere Freud en su obra con la parábola de los puercoespines ateridos que toma de Schopenhauer, se refleja en la película entre los personajes de los dos soldados. Por momentos, el espectador distraído puede pensar que pertenecen al mismo bando, todo lo que se pone en palabras en ellos lleva a considerarlos así. Pero el detalle nimio, significante, que permanecía agazapado, irrumpe para recordarles que son extraños y enemigos y que responden a un ideal superior; ¿responden a un ideal superior?

El momento de decidir. Acerca del film XXY
por Hugo Dvoskin

Nos detenemos en una pregunta que difícilmente nos permita salir del par masculino/femenino sobre el cual venimos situando continuos cuestionamientos. Tampoco el par activo/pasivo nos ayuda porque la tendencia es a superponerlos con masculino-femenino y sería un prejuicio imposible de admitir suponer que una mujer activa tiene posición masculina. Hemos optado en trabajos anteriores por el par valor de goce/valor de cambio y, en cualquiera de las dos posiciones, cabe suponer la posibilidad de los caminos activos y pasivos, que son independientes de los pares macho/hembra o masculino/femenino.



Recibí los newsletters de elSigma

Actividades Destacadas

Escuela de Psicoanálisis del Borda

Actividades 2019
Leer más
Realizar consulta