Columnas

Sadismo en la red: el odio en “modo goce”
por Mónica Cruppi

Los “heaters y trolls” son instrumentos para la proliferación del sadismo en la red. Ocultos detrás del anonimato, pueden ser crueles con una persona, un producto o una empresa. Con su actuar, ejercen una influencia notable en los sujetos, mediante la exacerbación de los contenidos sobre los que trabajan, buscando su viralización y la identificación masiva… En estos sujetos, el odio se encuentra en modo goce y ejercen en una fuerte influencia social… Para estos personajes no existe un semejante sino que existe un otro para ser usado, destruido y abandonado.

Acerca del decreto modificatorio de la Ley Nacional de Salud Mental
por Martín Alomo

La improcedencia que representa la pretensión de modificar por decreto el espíritu de la letra de la Ley Nacional 26657, se asienta -entre otras cuestiones-, en: el desconocimiento de los fundamentos históricos propios de las prácticas en Salud Mental en nuestro medio, el desconocimiento de la procedencia de saberes de distintas fuentes y de distinta índole, y en la pretensión de instaurar un pensamiento único. Pretender instaurar un pensamiento único basado en la evidencia, no sólo transgrede los principios éticos más elementales de la investigación científica al desconocer la producción de otros tipos de conocimientos, sino que transgrede además la ética de una oferta asistencial respetuosa de la subjetividad humana…

Los psicoanalistas, somos un producto
por Sergio Rodríguez

Ser psicoanalista, no consiste solamente en advertir olvidos, lapsus, equívocos, actos fallidos, repeticiones. También exige, reconocer el contexto, el tiempo y las circunstancias por las que está transcurriendo la singularidad, del o los sujetos en cuestión… El Psicoanálisis no reduce el campo de acción, trata de ampliarlo todo lo posible… Valga entonces este recorte del abordaje sostenido desde “Propuesta Tatú” por colegas con inventiva que intervienen más allá de cualquier encuadre convencional.

Muy despacito… la libertad: Jacques Lacan
por Jean Allouch

¡Qué! ¡La libertad! Que se sepa, los psicoanalistas son bastante parcos al respecto. ¿Su oficio sobre todo no es el de valorizar hasta qué punto y de qué manera, inimaginable para ellos, el sujeto sufre miles de necesidades? ¿Su ejercicio no es poner al desnudo esas necesidades? Ellos están en relación con la ananké, no con la libertad… Si bien, determinaciones inconscientes parasitan al sujeto y se presentan ante él mediante diversas vías sintomáticas, tomamos en consideración la presencia, la incidencia y la insistencia en el sujeto de actos que dependen de su libertad…

La salud mental como imperativo del superyó
por John James Gómez Gallego

La idea de un cuerpo vencedor ante la muerte, da cuenta del anhelo de eliminarlo como lugar del acontecimiento, es decir, como lugar de lo imprevisto, lo incontrolable y lo insoportable. Y, para ello, la medicalización de la vida y de la cultura se convierte en un baluarte lleno de promesas amparadas en credos científicos… A ello se van acomodando los diagnósticos, e irrumpen proyectos para encontrar, por medio de la investigación científica, la manera de eliminar la muerte, pues ella es un acontecimiento indeseable, para las ilusiones del yo. Por eso, en este contexto: la salud mental es el imperativo categórico de una práctica moral...

Masacre en Las Vegas: consecuencias del “individualismo de masas”
por Sergio Zabalza

Estos alienados se nutren de la fatal certeza que distingue al acto loco: separarse por completo del Otro. Esto es: el respeto, la política, los códigos, la empatía con el semejante, el cuidado de sí, la piedad, y cualquier otro rastro que articule un cuerpo dentro de los intercambios necesarios para sostener la vida en común. El acto loco siempre interpreta algún conflicto del entorno… No es para extrañar entonces que lo rechazado retorne de la peor manera. Da miedo pensarlo.

La grieta
por Carlos D. Pérez

Los sistemas religiosos necesitan, para sustentar al Dios del Bien, de la Transparencia y de la Justicia, la contraparte del corrupto Demonio, depositario del Mal. La promesa de un Cielo virginal funciona por contraste con el Infierno tan temido… de ahí la figura de Lilith que proviene de la mitología mesopotámica, judíos exiliados en Babilonia llevaron, al retornar a su tierra de origen, la creencia en esta criatura; sospecho que Ishtar, diosa babilónica del erotismo, ha de estar en su genealogía… Visto de modo herético, la creencia en Dios se sostiene en la grieta, en la radical dicotomía que sustenta su ilusorio poder, y “se precisa” de Lilith para que encarne el Mal…

¿Patologizar el análisis?
por Graciela Graham

No hay mucha diferencia entre el DSM4 o 5 y las clasificaciones habituales de las estructuras clínicas. Neurosis, psicosis y perversión no son menos arbitrarias que la enorme lista del DSM. ¿Por qué? Porque ambas clasificaciones, como toda clasificación por otra parte, están hechas de signos que representan algo para alguien… La división entre lo normal y patológico que impone la medicina considerada dentro del discurso científico pasó a ser otra forma del control social, el ejercicio analítico se inscribe en otras coordenadas. Por eso, la invitación a pensar la clínica de otra forma…

Embestidas al abordaje clínico
por Marcela Altschul

Los niños incomodan, las conductas infantiles interpelan y demandan tiempo, tolerancia, plasticidad. Pero algunas miradas ofrecen soluciones rápidas: si el niño es inquieto, ha de ser hiperkinético; si se distrae porque es curioso y se interesa por lo que sucede a su alrededor, padece un trastorno de déficit atencional; si pelea por defender su deseo o hace berrinches, tiene trastorno desafiante oposicionista, y podríamos continuar la lista… Por eso trabajamos artesanalmente, para ofrecer un espacio de organización y desarrollo de recursos plásticos, creativos, que instalen el juego como herramienta esencial que habilite el armar pensamiento y escribir una historia propia.

Mundo Tinder: el desierto del amor
por Santiago Thompson

La aplicación promueve encuentros con ciertas carencias a nivel de la ficción del amor: muchas veces “sin historia”. Lo cual hace que el otro rápidamente pueda volverse ominoso. Este efecto de deshistorización del lazo es un verdadero talón de Aquiles en el mundo de los encuentros virtuales, y es generador de evitación y angustia: recordemos que Lacan definía en “La Tercera” a la angustia como la sensación de reducirse a un cuerpo… Está por verse si las “love apps” serán el modo de encuentro privilegiado de los nativos digitales.



Recibí los newsletters de elSigma






Actividades Destacadas

Escuela de Psicoanálisis del Borda

Actividades 2018
Leer más
Realizar consulta