Columnas

La obsesiva: una mujer freudiana
por Santiago Thompson y Paula Kah

El presente trabajo procura hacer una relectura de la semblanza freudiana de la posición femenina –objeto de crítica dentro y fuera del ámbito psicoanalítico–. Suponemos que la misma recobra su valor a condición de limitarla a un tipo clínico específico. Retomaremos para comenzar nuestro recorrido los desarrollos propuestos en la conferencia de Freud dedicada a la feminidad.

Londres: una violencia que no da respiro
por Sergio Zabalza

Atentados en Londres… Seres cuyo cuerpo no logró constituir una unidad y que, por ejemplo, sienten que el mismo se les hace transparente o se les despedaza cuando el Otro los mira. Pareciera ser que este principio de siglo nos encuentra en el pasaje de aquel narcisismo, que todavía conserva visos de humanidad, a la agresividad propia del cuerpo fragmentado, donde para lograr cierta satisfacción se hace menester despedazar al Otro. Es la agresividad en su punto más desnudo y radical…

Juegos peligrosos
por Mónica Cruppi

Algunos adolescentes consumen y llevan a la acción macabras ideas porque tienen un estado de fragilidad psíquica importante. Muchos de ellos, no son concientes de los peligros que enfrentan y a lo que se exponen… Es frecuente el sentimiento de vacío cuando las posibilidades de representación se encuentran limitadas y esta característica da paso a la acción como respuesta. Tristeza, autorrepoches e inhibiciones conforman una trilogía relevante en materia de síntomas que en esta etapa puede llevar a actos agresivos y autoagresivos, como los propuestos por “Ballena Azul”.

El autismo en la infancia
por Juan Carlos Matías

En el autismo, se está lejos de un cuerpo imaginario y del armado de un cuerpo pulsional. Más que interpretar con material significante, se busca maniobrar con materiales que puedan fabricar la superficie de un cuerpo y un lugar en el mundo. En la superficie autista no se estructura un continente que bordea con sus agujeros a la mirada y a la voz, sino que, cuando el niño mismo se lanza al vacío o arroja objetos por una ventana, no hay objetos, no hay ventana ni algo del otro lado… Tiene el objeto mirada pegado a su ojo y el objeto voz adherido al oído, no los cede. Fabricando neo-bordes, construye un lugar posible para vivir…

2 x 1: la resultante de un proyecto enloquecedor
por Sergio Zabalza

La Corte Suprema de Justicia de Argentina concede el beneficio del 2 x 1 a los condenados por crímenes de lesa humanidad. Si nos cuesta encontrar un calificativo que designe el acto de estos jueces es porque nos han dejado sin nombre para eso que no tiene nombre, léase: lo real en lo social. Fue muy preciso en este punto Lacan al ubicar en el campo de concentración lo real en lo social, a saber: ese resto inasimilable que rechaza toda tramitación simbólica, el Padre abominable de la horda, tal como Freud eligió figurar ese detrito inhumano que, por ejemplo, el terrorismo de Estado puso en acto en los años más oscuros de nuestra historia.

Fábula clínica: “No + to fuck”
por Ricardo Klein

En pleno siglo XXI, la sexualidad se halla, como siglos atrás, condicionada inconscientemente. Es menester rastrear la significación que adquiere para cada quien aquello que lo limita o determina. No es suficiente liberar los actos. La huella particular que marca inhibiciones o rechazos, merece ser leída a la letra. Hay un pasaje posible para arribar al propio consentimiento a pesar de los mandatos.

Algunas reflexiones sobre la clínica de las adicciones y la cultura
por Alberto Álvarez

En nuestra cultura actual, influyen en el consumo generalizado de tóxicos o de juegos de azar o tecnológicos, la caída de los ideales, la entronización del individualismo, y hedonismo, la banalización del sin sentido de la muerte, la pérdida de ritos en relación a los duelos, la existencia abrumadora de los nadie, con el auge de la cultura mediática y del espectáculo. Cada uno de estos ítems son posibles maneras de accesos a la droga o a algún tipo de adicción, aún sin sustancia tóxica. Para adquirir entidad y protagonismo, cada uno organiza por sí mismo, individualmente su posibilidad de salvación, su propio goce, su propio reino, su propia manera de consumir.

Para la memoria: el encuentro de los cuerpos
por Sergio Zabalza

Cuando el dolor no encuentra un cauce sobrevienen las peores consecuencias subjetivas: aislamiento, ataques de pánico, culpa y depresión. Cada 24 de marzo dibuja un nuevo trazo con que cernir ese agujero imposible de colmar. Las multitudes reunidas en este día −consagrado de manera institucional como Día de la Memoria, Verdad y Justicia− escriben a través del encuentro de los cuerpos una muy singular apropiación de aquel horror. La memoria es condición del trabajo psíquico necesario para albergar, en un abrazo, a ese Otro ausente que sin embargo nos constituye.

Subjetividad o Cultura. Dispositivos e intervenciones
por Pablo Melicchio

La cultura es una máquina de adiestrar pulsiones y, por lo tanto, de enflaquecer los deseos singulares hasta, si es posible, hacerlos desaparecer. ¿Cómo se escapa de ese sistema alienante? Escuchando el deseo propio o lo propio de cada deseo, y es eso lo que hizo Freud con él mismo y con sus pacientes… Para que la subjetividad no desaparezca definitivamente con la maquinaria cultural, los psicoanalistas, sin importar el lugar, el espacio o el tiempo, tendremos que resistir y así colaborar con una empresa fundamental: la de rescatar lo que quede de humano en cada sujeto.

El arte escucha el llamado: “Ni una menos, vivas y libres nos queremos”
por Valeria Casal Passion

Hoy, 8 de marzo, conmemorando el Día Internacional de la Mujer se espera un paro internacional de mujeres… Hay artistas, que cometen la bendita impertinencia de desafiar equívocos preceptos sociales instalados… Apelando a lo simbólico se metaforiza el horror, la impune estadística de los femicidios en Argentina y el resto del mundo; y en lugar de la muestra de los cuerpos quemados, mutilados, víctimas de la aberración, el fémino real de la muerte es reemplazado por la imagen, la canción o la gráfica. Una manera de soportar lo insoportable. El arte entonces muestra, demuestra y denuncia lo sintomático de su época.



Recibí los newsletters de elSigma






Actividades Destacadas

Escuela de Psicoanálisis del Borda

ACTIVIDADES 2017
Leer más
Realizar consulta