Fenómenos Psicosomáticos

Sección coordinada por Leonardo Leibson
Sección coordinada por Alejandra Madormo
Cuando el cuerpo no aguanta todo (Prosiguiendo la discusión acerca del “fenómeno psicosomático”)
por Leonardo Leibson

Hablar de “psicosomática” hace a un campo complejo y heterogéneo, con más sombras que luces. Resulta de gran interés clínico, a condición de no quedarnos demasiado aferrados a la medicalización del término, ni tampoco a su psicologización. Este texto propone considerar a la psicosomática como un modo de decir que bordea un cuerpo afectado de manera particular, aún cuando tome la apariencia de que ese decir queda eclipsado por la afectación del cuerpo. Poder considerar los modos de la transferencia, la resistencia y la interpretación serán, cuando no, la clave para su abordaje.

Migrañas: construcción de un problema freudiano (primera parte)
por Sofía Rutenberg y Julián Ferreyra

Freud padecía de migrañas. Pero esto no concluye en un mero dato biográfico, ya que la migraña fue un fenómeno clínico que abordó en reiteradas ocasiones casi exclusivamente en los comienzos de su producción pero que, sin embargo, fue retomado lateralmente también en momentos ulteriores. Por ello, nos proponemos explorar su obra a los fines de discutir no solamente cómo conceptualizó dicho fenómeno sino, sobre todo, las condiciones de posibilidad para pensarlo como un problema clínico con pleno derecho en el campo del psicoanálisis. Como supuesto de trabajo se lo ubicará en relación de contigüidad con el síntoma conversivo. Así, se presenta una hoja de ruta que permita discutir teórica y clínicamente una forma del malestar y del dolor más que presente pero no necesariamente abordada en un psicoanálisis, tal como si se tratase de una cuestión meramente biomédica, crónica o sin cura.

Lo indecible, el cuerpo, lo psicosomático
por Alejandra Madormo

El término psicosomático, según lo define la medicina: “las repercusiones en lo somático, en el cuerpo, de ciertos procesos psíquicos”, tiene muy escasa precisión. Hoy, podemos afirmar, que no hay enfermedades fuera de la articulación con el sujeto que las padece, y la salud no es un don, sino una construcción. El desorden psicosomático consiste en una marca muda en el cuerpo imaginario, donde el sujeto no representa al significante para otro significante, y esta incapacidad de desdoblamiento y desplazamiento, esta solidificación, va a producir una incidencia imaginaria.

Fibromialgia: el dolor, el cuerpo erógeno
por Alejandra Madormo

Hay formas del dolor que a veces no podemos reconocer si son nuevas, novísimas o retornos, con nombres nuevos, de padecimientos clásicos. Las llamadas fibromialgias son una de estas nuevas/viejas formas del padecimiento localizado en el cuerpo y abordado primeramente, muchas veces con escaso éxito, por las ciencias médicas. En este texto la pregunta por el dolor se desplaza al interrogar al dolor en tanto fenómeno del cuerpo erógeno. El recorrido se nutre de referencias freudianas y de ejemplos de la práctica, que habilitan a internarse en este enigmático modo del cuerpo.

¿Efecto psicosomático?
por Héctor Yankelevich

Hoy en día se sabe que numerosas enfermedades, como el lupus eritematoso, la artritis reumatoidea, y otras enfermedades autoinmunes, desencadenan una respuesta en el cuerpo donde el sistema autoinmune ataca un órgano o un tipo de tejido… En Ginebra, respondiendo a la pregunta de un asistente ginebrino, Lacan dice que pacientes de enfermedades psicosomáticas, no aclara cuáles, consideraban “su cuerpo como un cartucho escrito en jeroglíficos” y evoca la “signatura rerum” de los primeros estoicos. La firma de las cosas. No podemos hablar de una estructura psicosomática, como si ese síntoma tuviera una naturaleza y una causalidad totalmente psíquica trasladada al organismo. Sí del resorte de lo psíquico ‒la angustia y el daño narcisista‒ es la incidencia de la angustia a través de sus efectos orgánicos.

La menstruación en análisis
por Sofía Rutenberg y Julián Ferreyra

La menstruación no es un síntoma en sí mismo, afirman los autores, pero suele verse envuelta en formulaciones sintomáticas. De eso se ocupa este texto, apelando a un recorrido que considera desde algunos tabúes freudianos (de la virginidad, de contacto, de la sangre) hasta referencias en Lacan y otros autores. La propuesta de extraer a la menstruación tanto de sus determinaciones puramente biomédicas como de los prejuicios habituales (populares o psicoanalíticos) invita a debatir y reflexionar.

Ataque de pánico: Lo intrusivo del terror
por Zulma Verón

Desde finales del siglo XX, los cambios de paradigmas científicos, políticos, culturales y sociales, junto con los hipermodernos desarrollos tecnológicos, sustentan la transformación de la subjetividad contemporánea. Nuevos significantes hacen marca en el sujeto y, a su vez, producen diferentes modos de gozar que comprometen la dimensión del cuerpo, otorgando consistencia a los signos y fenómenos que precipitan allí. En este marco, proponemos el estudio del ataque de pánico como dolencia que convoca al cuerpo, mantiene una particular relación con el terror y del que presumimos una causación traumática.

Definición y desarrollo de “lo psicosomático” en el campo psi
por Mónica Santcovsky

El término “psicosomático” es anterior a la apropiación del nombre por la escuela norteamericana, la Escuela de Chicago, cuyo autor es Franz Alexander. Sus orígenes se los debemos a los discípulos de Freud; entre ellos, Georg Groddeck (1866-1934) a quién se considera el padre de la Medicina Psicosomática… Años más tarde, tal difusión penetra en los ámbitos psicoanalíticos, y se denomina “psicosomático” a la correlación entre lo psíquico y lo somático -aunque, más adelante, veremos si es correlativo-. Hacia el final del presente artículo, ubicaremos las diferencias entre la Histeria y el Fenómeno Psicosomático, así como sus posibles abordajes en el ámbito clínico.

¿Fenómeno psicosomático?: Reflexiones sobre el cuerpo y el lenguaje desde Judith Butler
por Julián Ferreyra

Los llamados fenómenos psicosomáticos (FPS) son, así concebidos y nombrados, reactivos a su lectura e intervención clínicas, por tratarse sin quererlo de modos clásicos de lo descriptivo, casi inevitablemente ungidos desde el modelo médico hegemónico y, por ende, en colisión con la ética del psicoanálisis en tanto nos topamos con la eficacia del cuerpo-médico como modo de subjetivación… Intentaré situar una discusión crítica sobre los alcances, conveniencia y límites del concepto FPS, lo cual no obsta la ponderación de algunos desarrollos interesantes al respecto. Para ello y principalmente se efectúa una lectura clínica de ciertos desarrollos de Judith Butler…

Enfermedades de Cuerpo Presente
por Leonardo Leibson

¿Por qué asociar una enfermedad orgánica/somática con algo de lo psíquico/psico? Porque la experiencia muestra casos de curación o mejoría de esas enfermedades orgánicas/somáticas mediante intervenciones psico, vale decir, mediante intervenciones que no apelan más que a la dimensión de la palabra, más allá o más acá de fármacos y de prácticas médicas. Algo del lenguaje interviene en la deriva de un síntoma, en la mejoría o en el empeoramiento… ¿Cuál es la incidencia de la palabra sobre lo somático, de qué manera puede enfermar y de qué manera puede sanar?