Salud Pública y Psicoanálisis

Sección coordinada por Julián Ferreyra
Sección coordinada por Tomás Pal
Psicoanálisis y hospital público: un intento por trascender lo que siempre se dice
por Juan Pablo Pulleiro

Se trata de un escrito no-costumbrista que aborda la posibilidad y los límites de un psicoanálisis en el hospital público. Se propone la puesta en suspenso de algunos dichos que ofician como res-puestas sedimentadas, intentando sintomatizarlos. Una apología del psicoanálisis en el hospital público que pretende confrontar con los planteos relativos a la extraterritorialización del discurso, que en el hospital puede llevarnos a reiterar prácticas que adquieren más relevancia que la clínica: señalar que “todo discurso no-psicoanalítico sutura al sujeto”, ocupar posiciones que obturan el “avance” de corrientes competidoras y/o engranar el funcionamiento de la máquina político-institucional de l'Un psicoanálisis desde ahí.

“Club 13”: Asociación libre y gratuita
por Julián Scetti y Mauro Ontanilla

Se relata una experiencia clínico-política llevada adelante en un club de barrio de la ciudad de Rosario, en articulación con diversos actores sociales y el primer nivel de atención en salud. Se propone un recorrido y un análisis a través de cinco vectores: temporal, espacial, Políticas Públicas, Clínica Psicoanalítica y vector Club. Un Club en articulación con un centro de salud que intenta despatologizar proponiendo una categoría por fuera del circuito manicomial: la figura de socio. Los jóvenes ‒en todo sentido‒ autores se plantean preguntas tales como: “¿Qué pasa si hacemos unos covers, o al menos lo intentamos, de nuestros autores favoritos?”; “¿Qué pasa si pensamos la Bonneuil de Mannoni pero en vez de situarla en París lo hacemos en Rouillón y Seguí?”.

¿Presentación de enfermos? Psicoanálisis, enfoque de derechos y salud mental. Primera parte: la exclusión de Freud
por Julián Ferreyra y Tomás Pal

Nos proponemos una crítica fundada al dispositivo de “presentación de enfermos” a través de dos dimensiones complementarias. Por un lado, como practicantes del psicoanálisis advertimos las inconveniencias éticas, políticas y clínicas de sostener esta clase de dispositivos que producen y/o reproducen indignidad. Por el otro y desde un enfoque de derechos, por contemplar inexorablemente una vulneración de los derechos de las personas usuarias en cuestión, implicando no sólo una profunda objetivación y patologización, sino también un franco incumplimiento de las normativas nacionales e internacionales vigentes: lo propio de una antiética. En la difusión, defensa y propaganda de las PE efectuada, curiosamente se omite a Freud. Es notable, ya que existen contraargumentaciones específicas al respecto. Nos limitaremos a enunciar algunas contraindicaciones freudianas taxativas: preocupaciones clínicas como pedagógicas. Apelaremos a Freud, entonces, para extraer de sus postulados una lógica.



Recibí los newsletters de elSigma

Actividades Destacadas