Introducción al Psicoanálisis

Sección coordinada por Liliana Donzis
... Apenas ayer
por Jorge M. Helman

Este relato pretende poner de relieve la vigencia de los conceptos analíticos que acuñados a comienzo del siglo XX se han extendido hasta nuestros días. El objetivo del texto es testimoniar el modo en que puede asimilarse la transmisión del psicoanálisis como teoría de la subjetividad. Se resaltará, en consecuencia, la fundación histórica y el despliegue y desarrollo de los conceptos analíticos. Su vigencia hoy, en el año 2022, sigue vital.

Acerca de la transmisión
por Esther Mano

Desde los comienzos del psicoanálisis la pregunta por la transmisión y la vigencia de este, insiste y se despliega cada vez. La transmisión queda del lado de la invención enlazando un estilo y los trazos singulares que hacen al deseo del analista y es desde allí que la historia del psicoanálisis continúa su recorrido… Juego, ficción creación, posible si el sujeto en su posición herética se sirve de las marcas para hacer sus propios trazos.

Duelo y tiempo. Desafíos del psicoanálisis en la pospandemia
por Horacio Manfredi

El presente trabajo se enmarca en el proyecto de investigación UBACyT: “El valor estructural del Duelo en el Psicoanálisis a partir de Freud y Lacan” a cargo del Prof. Dr. Horacio Manfredi. A partir de lo allí trabajado nos interesa reflexionar sobre los conceptos de duelo y tiempo articulados a la pandemia. Para ello tomaremos algunos textos psicoanalíticos que hacen referencia a la noción de duelo y de tiempo para ensayar una lectura respecto a los efectos de la pandemia y el lugar que el trabajo analítico puede ocupar.

Marie Trinite: transferencia y un fantasma aniquilador
por Olga Cuadra

Cuando leí el libro “De la angustia a la Paz” ‒testimonio de una religiosa paciente de Jacques Lacan, Marie de la Trinité‒, me impactó la escucha del mismo y su disponibilidad a ofrecerse a ser tomado por el discurso de su paciente, sin retroceder ante la gravedad de ésta. Lo que Lacan le posibilitó con su escucha fue desanudarse allí donde ubicó su verdadero nudo, a mi entender su posición fantasmática, vía el efecto de la transferencia analítica. Efecto transferencial que permitió pasar de la angustia a saber arreglárselas con el síntoma.

Alojar. De los fines del análisis y la contingencia de un otro amor
por Eduardo Said

Es mi interés interrogar los fines del análisis ‒desde un sesgo de lectura no finalista tal vez convendría decir sus alcances, reversibilidades e irreversibilidades‒; y el efecto contingente de habilitar a una otra forma de amar al otro.

“Distancia de rescate”. Acerca de la madre fálica y el objeto “a”
por Verónica Guastella

La novela Distancia de rescate de la escritora Samanta Schweblin nos da la ocasión de articular sobre uno de los posibles destinos de la maternidad y sus consecuencias sobre las operatorias constitucionales del sujeto, toda vez que se ven impedidas las funciones de escrituración del objeto.

Posición-lugar-operación analítica
por Eduardo Said

Parto de la indicación clínica formulada por Lacan referida al “semblante de objeto a” a ofertarse por el analista; amerita considerar su pertinencia, con la condición de captar que implican esos términos. Me refiero tanto a la noción de semblante, como a aquello que Lacan considera su único invento: el objeto “a”.

Aires de época y nuevos nombres
por Santiago Deus

El psicoanálisis recibe cuestionamientos entre otras cosas por algunos nombres de aquellos que hacen a nuestro edificio conceptual. Sobre todo, esos nombres que hoy obturan y hacen resistencia ‒al psicoanálisis mismo‒, enfrentándonos de mala manera con demandas legítimas, que bien escuchadas y bien encauzadas, no solo no están reñidas con la ética y el discurso del psicoanálisis, sino que, por el contrario, lo verifican. Unir a nuestro horizonte clínico la subjetividad de la época sin ser arrastrados por la espira de Babel es sostener el discurso de la diversidad sin prejuicios. Nuestra época reclama nuevos nombres, nombres para la relación con el cuerpo y el goce. Será preciso ubicar qué nueva subversión en la relación del saber con el goce es preciso relevar.

Abuso y trauma
por Leonor Pagano

Cuando el abuso es a una edad temprana, no hay aparato psíquico capaz de poder simbolizarlo. Tiempo de detención, de enmudecimiento, que el acto violento ejerció sobre el sujeto. No puede haber síntomas porque aún no hay enlace con lo simbólico. Es un dolor sin tiempo de duelo, sin olvido, y se constituye en una referencia para el sujeto. Parece un modo de presentación de un tiempo que no admite representación de la escena traumática. Se presenta, pero no la representa… Lo traumático puede ser elaborado a condición de ser inscripto, restándose de la dimensión mecánica…

La trenza del amor en la infancia
por Andrea Laura Dieguez

El texto parte de una pregunta ¿Cómo se estructura la dimensión del amor en la infancia? Propone pensar esta dimensión como “al menos tres”. Divino por su relación a lo simbólico en donde el Otro parental es el que desea por él, masoquista por su relación a lo Real conformando la estructura de pegan a un niño que funda el amor al padre, y edípico por su relación a lo imaginario estableciendo un lazo libidinal con la figuras del complejo. Son esos signos que quedarán inscriptos como goce, deseo y amor del Otro. Tomando como resorte el despliegue y la escritura de la trenza, como el inicio del nudo borromeo, es en el entrelazamiento de las hebras de lo real, lo simbólico y lo imaginario, entre dichos y decires del Otro, que se estructura el amor en la infancia.



Recibí los newsletters de elSigma

Actividades Destacadas