Género y Psicoanálisis

Sección coordinada por Irene Meler
El modo de subjetivación masculino y los tiempos feministas: ¿cambios o estancamiento?
por María Gabriela Córdoba

La condición sociocultural entreteje vínculos con la subjetividad, valiéndose de las representaciones sociales de género, que se constituyen como el principal recurso para plasmar modos de subjetivación enmarcados en cierto consenso social. Por lo tanto, el sistema sexo-género troquela definiciones simbólicas acerca del ser y deber ser de la feminidad y de la masculinidad, al generar normativas que deben ser cumplidas mediante discursos culturales, históricamente situados y políticamente construidos, que han perpetuado la dominación masculina. De ello resulta que lo que socialmente se entiende por masculinidad, actúa como una coordenada que ordena tanto la relación intersubjetiva como la identificación de género de un sujeto. Ahora bien, hoy las mujeres se encuentran abriendo camino hacia una redefinición de su identidad, lo que ha trastocado los viejos parámetros de la masculinidad, y ha dado lugar a un malestar general de los hombres. Será el objetivo de este trabajo mostrar los cambios y las permanencias en la construcción subjetiva masculina, en estos tiempos feministas.

Los varones y el narcisismo. Algunas reflexiones psicoanalíticas con perspectiva de género
por Claudia Campo

Este artículo se deriva de una investigación más amplia que estudia las masculinidades y su incidencia de la violencia hacia las mujeres. Se realiza una relectura del texto freudiano “Introducción del narcisismo” (1914) a la luz de los estudios de género. Se considera que algunas de las postulaciones de dicho texto son difíciles de sostener en el contexto socio cultural actual. Se pone en tensión las afirmaciones del autor en relación a las características de las elecciones de objeto que diferencia según se trate de varones o mujeres. Se cuestiona la mirada patriarcal que adjudica al género femenino un lugar de inferioridad y al masculino el del poder. Desde una perspectiva diferente a la de Freud, se conjetura que quienes tienen mayores dificultades para lograr una salida del narcisismo, son los varones. Ello en función de las escasas posibilidades que manifiestan para dejar de lado la omnipotencia, para salir del lugar de dueños de la verdad y para aceptar que algunos deseos pueden ser postergados. Esta idea surge de la observación del colectivo de varones en la sociedad actual, que a pesar de los intentos de cambio, se siguen considerando a sí mismos como el género dominante y de los privilegios.

Heterosexualidad obligatoria en psicoanálisis. Un análisis epistemológico del núcleo heterocentrado de la teoría
por Celeste Caudana

Planteamos que la teoría psicoanalítica contiene en su interior núcleos ideológicos no revisados que corresponden al régimen de control de la sexualidad que llamaremos, siguiendo a teóricas del análisis lésbico feminista, heterosexualidad obligatoria. Al mismo tiempo, sostenemos que se trata de un obstáculo epistemológico que no remite a las hipótesis fundamentales de la teoría sino que existe una contradicción interna entre los desarrollos metapsicológicos de grandes autores y su teorización acerca de la clínica. A modo de ejemplo presentaremos un análisis de lo teorizado por Freud en “Tres ensayos de una teoría sexual. Ensayo 1: Las aberraciones sexuales” (1905) y su historial “Sobre la psicogénesis de un caso de homosexualidad femenina” (1920).

El deseo de revolución y la revolución del deseo
por Camila Pereyra de la Sovera

El movimiento feminista vuelve a ubicar como terreno de disputa política, desde hace algunos años, la cuestión del deseo, nombrando su activismo y lucha como “la revolución del deseo”. Desde un linaje foucaultiano, pensamos que las modalidades deseantes son producidas y moldeadas por los mecanismos de poder de forma diferencial para varones y mujeres. Se vuelve necesario entonces, revisar y repensar los distintos modos de conceptualizar el deseo, en tanto construcciones socio-históricas atravesadas por dichos mecanismos de poder que, a través de discursos, producen, habilitan y legitiman ciertas prácticas y modalidades deseantes, mientras que vuelven ininteligibles otras. En este trabajo se toman como eje dos modos de conceptualizar el deseo: el deseo como falta y el deseo como potencia. El propósito de esta revisión teórica es disputar sentidos en el marco de una lucha simbólica donde los discursos producen y promueven determinadas prácticas.

Brecha de género en las trayectorias laborales de mujeres de mediana edad
por Graciela Reid

Tomaré de mi práctica clínica con perspectiva de género las experiencias de mujeres de 45 a 60 años que ya saldaron su proceso reproductivo y presentan conflictos específicos relacionados al área laboral/profesional en esta franja etaria. Me detendré en identificar algunos factores que influyen según los modos de subjetivación de género (Tajer, 2009, Meler 2012), en las prácticas asociadas a roles femeninos y masculinos y las diferencias al momento de asumir posiciones de liderazgo empresarial en las PyMes. Las mujeres que he tomado como referencia trabajan en empresas familiares y suelen situarse en modo copiloto: trabajan de hijas o esposas, no como socias-pares de los varones fundadores. Consultan en este periodo cuando, por diferentes motivos, ha quedado vacante el puesto de conducción. En esos contextos generalmente renuncian a tomar la responsabilidad del manejo de los negocios… Muchas veces quedan en una posición de guardianas de una herencia que no viven como propia. Estas mujeres han sido subjetivadas desde un modelo tradicional de género, construyendo trayectorias laborales o profesionales que les permitieron alcanzar recursos económicos pero no mayores autonomías deseantes y éxito personal en otras áreas de la vida.

Movimiento “no es no” en las escuelas secundarias. Un abordaje desde psicoanálisis y género
por Débora Tajer

Se aborda el impacto del estallido de las relaciones de género en la adolescencia desde una perspectiva de psicoanálisis y género en el campo clínico, social e institucional.

Desafíos de la transformación del orden simbólico. Ética, vínculos y subjetividades porvenir
por Irene Meler

Se plantea un alerta reflexivo acerca de los riesgos y paradojas implícitas en el actual proceso de democratización de las relaciones de género que se observa en el contexto del tardo capitalismo, un sistema progresivamente excluyente que concentra la riqueza y el poder de un modo inédito. A esto se agrega una búsqueda de modelos alternativos para las subjetividades y los vínculos, donde la salud mental y el bienestar emocional se asocian con la equidad.

Feminismo barato y zapatos de goma
por Sofía Rutenberg

¿Quién decide qué es feminismo y qué no? ¿Es una teoría, una ideología, una posición política o una forma de vivir? ¿Existe un “verdadero” feminismo? ¿Hay un feminismo bueno y otro malo? ¿Por qué las mujeres no pueden estar resentidas o enojadas? ¿Por qué el enojo de una mujer las vuelve monstruosas, personas a exterminar? La autora pone en cuestión cómo se escucha a un varón, sin caer en el punitivismo. El discurso machista puede hacer masa con el analista, generando una gran confusión a la hora de tratar ciertos temas.

Jessica Benjamin: psicoanálisis intersubjetivo de las relaciones de género
por Irene Meler

Se exponen algunos conceptos desarrollados por Jessica Benjamin, una destacada psicoanalista norteamericana cuya labor se encuadra en la corriente del psicoanálisis intersubjetivo de las relaciones de objeto, con perspectiva de género.

Una mirada antropológica del género como estatus de poder. El Mandato: “Disciplinar Violando”
por Graciela E. Booth Haedo

La Antropología de Género diseña mapas sobre las maneras en que los géneros toman formas en las diversas culturas y sus contenidos. Es base a estudios comparativos concluye que ninguna sociedad trata a sus mujeres de modo tan favorable como a sus hombres... La representación cultural de la diferencia sexual, carga con el peso ancestral de un imaginario colectivo que ha sostenido la asimetría. Las relaciones de género son posiciones de poder jerárquicamente dispuestas. Tomamos el ejemplo de “La Violación Cruenta” donde la víctima es elegida al azar, el victimario elige un cuerpo con signos de femineidad, que puede no ser bello y también puede no ser de una mujer… Un cuerpo cosa. Las diferencias de poder, continúan siendo formadoras de la gramática en la que se construyen las subjetividades.



Recibí los newsletters de elSigma

Actividades Destacadas