Columnas

“Joker”: de la risa como impedimento, a la felicidad del horror
por Carlos Silva Koppel

El Joker no surge de la nada, sino de una serie de articulaciones significantes. Se puede apuntar a plantear a este hombre nuevo como síntoma del Otro y surgido del mismo discurso del Otro… “Arthur” en cuanto a la risa es sujeto de la enunciación, donde yace el taponamiento de la angustia de existir. Se junta a la incapacidad de poder hablarlo, el que no haya quién le escuche. Su palabra no tiene lugar de escucha y además es silenciada químicamente… El sistema de salud mental y seguridad social, solo quiere sujetos funcionales, adaptados a la sociedad y que cumplan con las demandas que la misma sociedad exige de un individuo…

Adicción a las pantallas. Sus raíces y las brechas en la subjetividad
por Ricardo A. Rubinstein

Se observa una tendencia a identificaciones adhesivas con los modelos propuestos en las pantallas (voz, vestimenta, costumbres). El sujeto queda en orfandad y con déficits identificatorios que se traducen en vivencias de vacío, pobreza interior y soledad por la carencia relativa de objeto… La categoría de sujeto desaparece. Es reemplazada por la de usuario. Son desestabilizados los sistemas referenciales, siendo el virtual un espacio ahistórico y desterritorializado. Es un lenguaje con otros códigos, aquellos del fragmento y de la discontinuidad…

La nave freudiana aún va...
por Marta Gerez Ambertín

La comunidad psicoanalítica integra la vanguardia de la lucha contra los chalecos de fuerza químicos, las curas milagrosas y la alienación mercantilizada. Su apuesta continúa siendo al sujeto, al sostenimiento del lazo social en una sociedad que ha tornado frágil y líquido ese lazo. La noche del 23 de septiembre de 1939 el doctor Sigmund Freud cesa de navegar. La nave de su obra, no… Nos convierte en obreros postfreudianos y confirma la íntima belleza de la travesía de su vida. Después de Freud nada será como antes de él. El avance freudiano está lejos de haber concluido, hay, todavía, mucho mar por delante.

Divanes de Procustes
por Juan Trepiana

Hay maestros procusteadores. Hay, o pareciera haber, analistas siempre dispuestos a llenar de sentido común la falta, a no dividir, a poner en juego asuntos contratransferenciales al estilo Procustes. ¿Inhibidores profesionales? Si enseñar es “poner en signo”, ¿será ese signo el lecho –o los lechos– de Procustes? Si el viejo Procustes, posiblemente hijo del mismo Poseidón, no hubiera sido asesinado por Teseo, el gran celador de la ley, como decíamos, sería imaginable ver su última morada en la Argentina…

Política y Juego
por Germán Spangenberg

Podemos conceptualizar “el jugar” como una práctica social. Dado que está articulado a un espacio marginal a la demanda y respecto de la cual un niño se instituye como sujeto en un orden social determinado… La sociedad capitalista actual, su forma de multiplicar y distribuir los objetos de goce, es decir, la forma en que estructura las relaciones humanas, conlleva individualismo y segregación. Por algún motivo parece obviarse la relación entre la emergencia de una suerte de “autismo de la vida cotidiana” y las estructuras sociales; como si los pequeños actos íntimos como el jugar no estuvieran influenciados por la cultura y viceversa.

Apuntes sobre el diálogo entre los psicoanálisis y los feminismos
por Irene Meler

Se exponen algunos conceptos de los desarrollos teóricos de Nancy Chodorow, una autora representativa del enfoque psicoanalítico intersubjetivo con perspectiva de Género, desarrollado en los Estados Unidos.

Feminismo lacaniano
por Ernesto Pérez

El aporte de Lacan a los debates sobre el género no va a estar centrado en ninguna perspectiva política o ideológica sino estrictamente al planteo de las formas de gozar en la época, lo que el feminismo viene proponiendo como alternativa histórica. Por lo tanto la cuestión del poder patriarcal y su correlato en una hegemonía del hombre sobre la mujer, de lo hetero sobre los otros géneros, son una consecuencia del discurso del Amo.

Infierno bajo el puente
por Sergio Zabalza

En Buenos Aires, la barbarie irrumpió de la peor manera cuando unas personas en situación de calle que pernoctaban bajo un puente fueron quemadas y filmadas por al menos dos sujetos. Ningún hecho, discurso o circunstancia es ajeno al momento y lugar en que acontece, de allí que este infierno bajo el puente no sea fruto del arranque individual y aislado de algunos ciudadanos desvariados, sino antes bien un signo de una subjetividad en ciernes: el Otro es descartable, no existe.

Hacia un feminismo freudiano
por Sofía Rutenberg

Ir hacia un feminismo freudiano supone dar cuenta que Freud es un síntoma, porque es el problema y la solución al mismo tiempo. Es gracias a su descubrimiento de que el inconsciente habla, que existe un saber no sabido… Sin embargo, es necesario formular una clínica que tenga en cuenta que el inconsciente no es algo abstracto, sino que se configura dentro de relaciones de poder… La invitación no es a dejar en desuso a Freud, porque negarlo es negar al psicoanálisis. Se trata de apropiarnos de su escritura y su ética en pos de construir un horizonte clínico que sin eufemismos esté a la altura de la subjetividad de nuestra época.

Duelos ¿eran los de antes?
por Ana Esther Krieger

En el siglo XX se produce un giro hacia la negación de la muerte y la eliminación del duelo, en consonancia con el proceso de industrialización del capitalismo que se extendió con la globalización… Aparece un cierto deber ser moral y obligación social de evitar todo motivo de tristeza. Los ritos funerarios también cambian… Sin embargo, resguardados en la virtualidad, los usuarios se animan a hacer públicos algunos de sus dolores más hondos. Las redes se hacen eco… ¿Nuevas formas de simbolización?



Recibí los newsletters de elSigma

Actividades Destacadas

Escuela de Psicoanálisis del Borda

Actividades 2019
Leer más
Realizar consulta