Columnas

De la vida de las/los analistas
por Teodoro Pablo Lecman

La vida de las/los analistas no sigue ningún patrón uniforme y toma las derivas de cualquier vida. Con la marca sin embargo peculiar de la apertura al inconsciente, la que no deja de tener consecuencias, a veces trágicas. Otras de outsider. Otras de modas. Otras quizás de clarividencia, pero sobre todo de portador de la cultura de su época y las anteriores si es posible, en la interrogación esencial y desgarrante del Kern unseres Wesen, para que cada cual encuentre su eres eso de Eros y Thanatos y de la contingencia individual y colectiva y asuma su deseo.

La desnaturalización de los cuerpos: el cuerpo como construcción
por Juan Eduardo Tesone

“El cuerpo es el organismo atravesado por la representación, por el afecto que vehiculizan las palabras y en general, por el imaginario del sujeto y de su entorno. Ni el organismo ni el cuerpo son autónomos respecto al sujeto de deseo. Sufre o goza de sus transmutaciones, naturales o artificiales… He aquí algunos de los interrogantes actuales sobre el cuerpo, la identidad y la sexualidad humana, que han abierto a la complejidad de los nuevos debates sociales, de los cuales, obviamente, el psicoanálisis no está exento… Freud siempre avanzó en sus consideraciones a partir de los obstáculos que le presentaba la clínica, sin prejuicios descalificantes. Hoy los obstáculos provienen de las modificaciones sociales que promueven una subjetividad atravesada por las auto-percepciones corporales, los intersexos, los algoritmos, la inteligencia artificial y la vertiginosidad de los cambios”.

La realidad como espejismo
por Mónica Veli

Hoy en día somos testigos de la creación de universos digitales que permiten desplegar todo tipo de lazos en los que la realidad física parece volverse secundaria. Si la realidad psíquica es inseparable de la experiencia del mundo, resulta necesario discernir cómo se ve afectado el cuerpo con el uso de estas nuevas tecnologías y cuáles son las variables que de ellas se desprenden.

La Inteligencia Artificial no se lleva bien con los cuerpos vivos que hablan
por Sergio Zabalza

Desde diferentes ángulos y perspectivas, el tema de la Inteligencia Artificial (IA) hoy ya forma parte de las preocupaciones y fantasías del discurso cotidiano. Lejos de constituirse como espejo de la realidad, el lenguaje crea realidades. ¿Cuál es la diferencia entre este lenguaje que desde siempre nos constituye y la IA?... Hasta nuevo aviso, ninguna IA puede llegar a esta “imbecilidad” que supone interpretar el lenguaje cotidiano a partir de las huellas que aquellas primeras e intransferibles experiencias le dejaron a cada Uno en el cuerpo.

Sacrificial
por Raúl Courel

La naturalización de la barbarie augura senderos de repetición. Refiriéndose al nazismo, Jacques Lacan decía en 1964 que “son muy pocos los sujetos que pueden no sucumbir, en una captura monstruosa, ante la ofrenda de un objeto de sacrificio a los dioses oscuros”. El desconocimiento, la insensibilidad y el desentenderse del aspecto sacrificial de nuestra civilización están en todas partes bajo un sinnúmero de nombres. Mientras… el Superyó mira en la oscuridad.

El pañuelo no se mancha. Las madres de la plaza. Historia, memoria, transmisión y sublimación
por Patricia Weigandt, Gabriel Pavelka y Mabel Luna

A partir de lo inescribible de la desaparición, y del ordenamiento autoritario expresado en el “¡caminen, marchen…!” del comienzo, las Madres, caminaron y marcharon. Un quehacer de otro orden con el significante amo es una de las formas de la sublimación. Hacer con la terrible orden un bien hacer, acorde al deseo y generando deseo a partir de la desolación. Caminando fueron construyendo símbolos, dejando huellas y tejiendo lazos. Inscripciones que hacen memoria y transmisión. El lugar simbólico que las madres y abuelas inventan les permite enlazarse y extender esos lazos alojando a otros, no sólo alojando a sus hijos.

El amor en tiempos de calamidades: el amor que “hace Falta”
por Sergio Zabalza

Si prestamos atención a determinados signos, datos que tal acontecer afectivo arroja, bien podríamos concluir que la experiencia amorosa es una suerte de calamidad… las más atroces masacres se han cometido en nombre del amor. La postura aquí brindada consiste en que el Poder anudado al Bien hace del Amor una calamidad para el hablante ser en contraste al amor que “hace falta”. Nuestra pregunta es: ¿Cuál es la versión del amor que hace un lugar a la castración? ¿Cuál es la versión del amor que no empuja a la identificación con el Poder? ¿Es posible una versión del amor que descomplete la ilusión neurótica? Encontramos esta pregunta especialmente oportuna para los difíciles momentos que atraviesa nuestro país.

El malestar de las mujeres. Algunos apuntes
por Isela Segovia

La historia de las luchas feministas es larga. Los resultados no siempre son suficientes. De hecho, nada es suficiente. Pero los temas que han puesto en la agenda pública han dado lugar al debate y a posiciones extremas. La radicalización del movimiento quizá vaya de acuerdo con los tiempos que vivimos ante la banalización y la invisibilización de la violencia… Las líneas de abordaje desde el psicoanálisis –sufrieron conforme avanzaba el movimiento– críticas por la posición falocéntrica, heteronormativa y patriarcal, de las conceptualizaciones acerca de la sexualidad femenina. Nuevas formulaciones amplían el horizonte. Pese a las críticas vertidas desde el campo del feminismo, el psicoanálisis dio un lugar a la voz de las mujeres, condición –también– para que nuestro campo en constante modificación perviva en un mundo neoliberal, caótico y cambiante.

“Yo no estaba ahí” (En la escena del crimen)
por Clara Jasiner

Frente a un asesinato que hace tres años conmocionara a la población argentina ante el sadismo llevado al acto por un colectivo de rugbiers, la autora ofrece una lectura posible para pensar las implicancias subjetivas de la frase pronunciada por uno de ellos en el juicio. Analiza los alcances de la negación en cuestión. Asimismo el enlace sujeto grupo y sujeto multitud.

El neoliberalismo y su incidencia en la formacion de los analistas
por María Cristina Bacchetta

En tiempos en que se fomenta la no necesidad de la memoria o la memoria como un lastre, el síntoma freudiano perdería sentido, solo se trataría de la medicación apropiada. La cura sin sujeto. ¿Cómo sostener el discurso del psicoanalisis -tal como lo ha planteado Lacan- en tiempos del neoliberalismo? Las psicologías conductuales sostienen un discurso en el que la falta no existe, se trata de un yo unificado que sabe lo que hace, posible de ser objeto de corrección. Estas psicologías no consideran al síntoma como verdad, como símbolo, como anudamiento de la estructura, sino como algo a erradicar, tapar, medicar… ¿Cuáles son los efectos de esta doctrina sobre la enseñanza en general y la formación de los analistas en particular?



Recibí los newsletters de elSigma

Completá este formulario

Actividades Destacadas

Escuela de Psicoanálisis del Borda

Curso: Hablemos de topología
Leer más
Realizar consulta

La Tercera: Asistencia y Docencia en Psicoanálisis

Programa de Formación Integral en Psicoanálisis
Leer más
Realizar consulta