Columnas

Un nuevo fantasma recorre el mundo
por Isela Segovia

El mundo retratado por Aldous Huxley, George Orwell o por el cine de ficción aparece como una funesta anticipación. En la historia de la humanidad se cuentan, sin embargo, enfermedades y epidemias que mermaron poblaciones enteras y sembraron el terror en los sujetos que las sobrevivieron. La diferencia estriba en que estamos viviendo esta pandemia en “tiempo real”. Como un real invisible y omnipresente, con un Big Brother que vigila nuestros movimientos y conoce y controla nuestros datos a través de redes sociales y aparatos electrónicos… Esta pandemia, como otros eventos catastróficos, saca a flote lo mejor y lo peor de la especie humana, de nuestra miseria y de nuestra solidaridad. Por lo pronto, todos los días estamos siendo inundados con noticias y cifras, con las imágenes del desastre sanitario y económico que estamos viviendo y del que saldremos, sin duda, pero no los mismos.

La industria farmacéutica y lo real
por Amelia Haydée Imbriano

La multiplicación vertiginosa de variadas drogas con propiedades psicofarmacológicas es continua. El hombre aquejado por algún padecimiento subjetivo queda perfilado en una figura de “manual” y atrapado en el phármakon. La gestión del discurso contemporáneo ha compelido al sujeto a alcanzar una satisfacción pulsional en forma plena y llevada a cabo con gran perentoriedad. Así surge un sujeto que padece de la adicción a la adición, no tolerando la angustia que genera la diferencia entre lo buscado y lo encontrado…

Notas urgentes desde el Conurbano profundo
por Diego Timpanaro

“El neoliberalismo” como expresión significante actualizada del discurso capitalista, subjetiviza los cuerpos, inventa objetos de consumo, “algoritmatiza” la vida, interviene la erótica, dispone de la muerte… El nuevo orden de excepcionalidad que trae la pandemia del Covid-19, no solo presenta la manifestación de un virus más en la historia de la humanidad y sus efectos concretos en la actualidad de esta fase del capitalismo, sino que también podemos observar la posibilidad abierta y efectiva de una nueva modalidad del ser humano: será posible darnos nuevas formas de vida, alternativas, vivificantes; podremos construir una política de la amistad con el otro, en esa irreductible diferencia… La ética, en tanto se trata de los actos, es lo que está en juego en este día y cada día.

Cuarentena, o la suspensión del instante de ver
por Sergio Zabalza

Se podría considerar la experiencia de la cuarentena como el tiempo para comprender los alcances que la irrupción del virus está cobrando en nuestra subjetividad. Prefiero considerar que la extrema e inédita particularidad presente en estos días de forzado repliegue se corresponde con una suspensión del instante de ver… Que la cuarentena por la pandemia nos permita interrogar la cuarentena impuesta por nuestros fantasmas, allí donde el instante de ver nos hizo en realidad objetos de la mirada del Otro: ése mismo que, por supuesto, tampoco sabe para qué esta ni qué quiere.

No quiero a los golpeadores
por Sofía Rutenberg

Escribí este ensayo que empieza con una poesía. En lo que va de la cuarentena se consumaron 12 femicidios. Es muy difícil, cada vez más, que nuestra sociedad le dé el peso que tiene a la violencia machista. Noto que dentro de nuestra propia práctica, los analistas están muy preocupados por el tono en el que escribimos y no les genera la misma preocupación que asesinen a las mujeres todos los días adentro de sus propias casas.

Constelación del virus, coronación del goce
por Juan Trepiana

En el planisferio se instala la peste, una de miles, el inconsciente colectivo es politeísta y dinámico y creativo ad infinitum, una matriz de nuevas versiones de viejos demonios, de nuevas investiduras a dioses pertenecientes a antiguos eones. His Majesty the virus devora en espejo a los viejos, como Cronos a sus hijos.

Cuarentena masiva: “Matrix 2020”
por Diana Sahovaler de Litvinoff

Poner a toda la humanidad en cuarentena obligatoria es posible porque la humanidad globalizada ya viene entrenada a las respuestas masivas, uniformes, dirigidas, calculadas. Una cuarentena en la que todos son potenciales enfermos. La concepción previa de una sociedad individualista en la que el otro es contagioso o peligroso, se materializa. Y contamina la concepción del sí mismo: “yo soy potencialmente contagioso o peligroso, culpable”… Podemos vislumbrar que el hombre aislado es más fácil de controlar y manejar.

Un enemigo invisible “COVID-19”
por Mónica Cruppi

La enfermedad y su riesgo de contagio generan: angustias, ansiedades, temores y pánico, que se anudan con contenidos inconscientes agudizando el peligro real. La pandemia implica un tiempo de suspensión y de readaptación a la realidad con gran incertidumbre porque desconocemos sus alcances y sus consecuencias… Estos tiempos nos empujan a realizar una deconstrucción del sujeto posmoderno centrado en sí mismo hacia un sujeto solidario con conciencia del otro como semejante.

El COVID-19 y la amenaza a la subjetividad
por Marta Gerez Ambertín

La Peste no será vencida con actitudes negadoras, egoístas, irresponsables o llanamente estúpidas como la de ciertos payasos mediáticos. La necesidad de distanciarse físicamente de los otros debe tener el reverso de estar más cerca que nunca en lo moral, afectivo, económico y social… Ni negar ni exagerar, sí colaborar, acatar, denunciar, estar en permanente contacto “virtual” con propios y extraños, respetar y agradecer a los que “ponen el cuerpo” (que en este caso es “la vida”)… Se trata del futuro propio y del país ninguna tarea es demasiado complicada. Algunas veces debe intentarse incluso lo imposible.

Coronavirus, un nombre de lo Real desnudo
por Amelia Haydée Imbriano

La mutación que produce la “gestión capitalista” (así me refiero a la mutación del discurso del amo, devenido este en un amo multinacional omnipotente) aparece en las escenas, enmascarando una mutación estructural, en donde el sujeto del inconsciente es destituido… Su aparición ha sido provocada por la geopolítica de la globalización –tanatopolítica‒ y con consecuencias letales para el sujeto. Están en curso figuras de patentización de un sujeto de goce que expresa las evidencias de la pulsión de muerte, de las cuales una máxima expresión es “Conavid-19”.